martes 23 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Intervienen aseguradora en Colombia por irregularidades financieras

Bogotá, 2 abr (Prensa Latina) La Superintendencia Nacional de Salud de Colombia comunicó hoy a la opinión pública la intervención de la compañía aseguradora y proveedora de servicios EPS Sanitas por irregularidades en el manejo de las finanzas.

En una conferencia de prensa desde la sede de la Presidencia, el superintendente de Salud Luis Carlos Leal, informó que la institución “no cumplía con los requisitos de liquidez financiera principalmente frente al patrimonio y al patrimonio de las reservas técnicas”.

Además, añadió, lidera un gran número de PQR (peticiones, quejas, reclamos) que han ido aumentando, lo que significa que las personas afiliadas a ella no encontraban una adecuada satisfacción a sus derechos.

Leal agregó que las deudas de la EPS con los actores del sistema tenían una tendencia creciente y cerraron el año pasado sobre los dos billones de pesos (unos 520 millones de dólares al cambio actual), lo que, según afirmó, “afecta la prestación del sistema de salud”.

Con esta intervención, además, fueron removidos de sus cargos al representante legal, la Junta Directiva y la Asamblea de Accionistas de la EPS.

Además, ahondó, se designó un agente interventor en cuyo historial constan desempeños exitosos en esta actividad y la recuperación de hospitales públicos que actualmente prestan servicios de calidad a la población.

Según dijo, se trata de tomar medidas adecuadas y oportunas para evitar que el colapso financiero al que iba la EPS y que se afecte la prestación de salud para todas las personas.

El ministro de salud del país, Guillero Jaramillo, remarcó por su parte a los más de cinco millones de personas que están afiliadas a la EPS Sanitas que pueden estar tranquilos.

Afirmó que el objetivo de la intervención es corregir ciertas situaciones que son menester atender, pero que los servicios se continuarán prestando sin ningún inconveniente.

El funcionamiento irregular de las Empresas Promotoras de Salud (EPS) de Colombia volvieron a ser hoy motivo de polémica, después de la denuncia de la desaparición de recursos billonarios asignados a estas.

Según reveló Carolina Corcho, miembro de la Comisión de Seguimiento de los Recursos de la Salud en el país, cuatro de estas entidades presentan una presunta pérdida total de 11,8 billones (un millón de millones) de pesos, poco más de tres mil millones de dólares al cambio actual.

De acuerdo con la funcionaria, el presunto desfalco se dividiría fundamentalmente entre la EPS Sanitas, Nueva EPS y Salud Total.

jha/ifs

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA