viernes 19 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Opositor senegalés culmina ordalía entre la cárcel y la presidencia

Dakar, 2 abr (Prensa Latina) Para Bassirou Diomaye Faye hoy será el inolvidable día que venció la ordalía que tuvo que transitar entre la celda de una cárcel capitalina y la presidencia de este país francófono de África occidental.

Hace unas dos semanas Faye fue excarcelado a tenor de una amnistía anunciada por el presidente saliente, Macky Sall, presionado por las tensiones en el país debido a protestas populares que derivaron en choques entre gendarmes y manifestantes tres de los cuales murieron, decenas según fuentes opositoras, y mil fueron arrestados.

El flamante mandatario fue detenido por acusaciones de difamación y su mentor político, Ousmane Sonko, también liberado, de pervertir a jóvenes y de violación sexual, en sendos procesos descritos por sus partidarios como montajes para evitar su participación en los comicios.

Entre las promesas de campaña del nuevo presidente senegalés aparece la lucha contra la corrupción, solventar el desempleo entra la población joven, y reformar economía.

En sus alocuciones proselitistas estuvo un mensaje subliminal: revisar las relaciones con Francia, la exmetrópoli colonial, consideradas desiguales en favor de París y empleadas por el mandatario saliente para enriquecerse.

Como profesión de fe el nuevo mandatario reveló el monto de su fortuna, unos siete mil dólares en el banco, y algunas propiedades de bienes raíces y realizó una primicia en las ceremonias de juramentación del cargo: llevó a sus dos esposas, que le son permitidas por su confesión musulmana.

El fin del abrupto camino de Faye hasta la primera magistratura, sin embargo, es solo el prólogo del drama ya que, por delante, tiene la integración del gobierno y qué papel reserva a su mentor Sonko.

Pero, el capítulo esencial: demostrar que su ejercicio no será otra esperanza defraudada.

ro/msl

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA