sábado 20 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Biden, entre indignación y complicidad con Israel en Gaza

Washington, 3 abr (Prensa Latina) El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo hoy estar indignado y desconsolado por la muerte durante una ataque de Israel de siete trabajadores humanitarios de World Central Kitchen, incluido un estadounidense, en Gaza.

Los fallecidos la víspera eran miembros de una organización que proporcionaba comida a civiles en medio de la guerra y exigió que la investigación debe ser rápida.

Al propio tiempo admitió que “este conflicto ha sido uno de los peores de los últimos tiempos en términos del número de trabajadores humanitarios que han muerto”, pero no mencionó que es un genocidio el que comete su aliado Israel contra los palestinos.

Desde el inicio de su ofensiva en la Franja de Gaza, el pasado 7 de octubre, el Ejército israelí mató a 32 mil 975 palestinos e hirió a 75 mil 577, denunciaron fuentes médicas.

En un comunicado publicado por la Casa Blanca, Biden dijo que “incidentes como el de ayer (al grupo que repartía comida) simplemente no deberían ocurrir” y se limitó a expresar que “Israel tampoco ha hecho lo suficiente para proteger a los civiles”.

Al transmitir sus condolencias a familiares y amigos de los fallecidos, el mandatario afirmó que seguirá “presionando a Israel para que haga más para facilitar esa ayuda. Y estamos presionando con fuerza para lograr un alto el fuego inmediato como parte de un acuerdo sobre rehenes. Tengo un equipo en El Cairo trabajando en esto ahora mismo”. Lamentablemente mientras la administración Biden alega estar en esos esfuerzos mantiene el flujo de ayuda militar a Israel.

Actualmente el Gobierno de Estados Unidos está considerando vender a Israel hasta 50 nuevos aviones de combate F-15, 30 misiles aire-aire avanzados de alcance medio AIM-120, así como bombas que podrían ser guiadas con precisión.

Reportes de la televisión local indican que Estados Unidos destinó a Israel bombas MK 84 que, según funcionarios de la administración demócrata, pueden “destruir bloques enteros”.

Las bombas son parte de un paquete de armas que fue aprobado para Israel hace años, pero que recién se está cumpliendo e incluye más de mil 800 del tipo Mark 84 (MK84) de dos mil libras y aproximadamente 500 Mark 82 (MK82) de 500 libras, dijeron dos funcionarios no identificados en declaraciones a la cadena NBC News.

Tal envío socava las expresiones públicas de frustración de la Casa Blanca por la conducta de Israel en la guerra y sus propios esfuerzos por negociar un alto el fuego, advirtieron a la televisora.

Un informe del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz, reveló que el 69 por ciento del total del armamento que importa Israel proviene de Estados Unidos.

Muchas de esas armas son las causantes de las más de 108 mil víctimas civiles entre muertos y heridos en la población palestina en casi seis meses.

ro/dfm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA