domingo 19 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

El antes y el ahora del partido Arena en El Salvador

Por Luis Beatón

San Salvador, 11 abr (Prensa Latina) Tras los resultados de las elecciones de este año en el Salvador, varias agrupaciones políticas, entre ellas Arena y el FMLN, miran hoy como retornar al poder luego de varios intentos fracasados.

Tras los comicios de este año, las divisiones y rivalidades internas de facciones y tendencias se acrecentaron, tanto en la Alianza Republicana Nacionalista (Arena) como dentro del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

No es un secreto que las pugnas internas marcan el ocaso de partidos que antes de 2019 dominaron el tablero político local, logrando una alternancia en el poder que rompió el presidente Nayib Bukele con su agrupación Nuevas Ideas.

La revista Gato Encerrado señaló que el instituto tricolor “fue el imponente partido de derecha “anticomunista” y representante de la élite económica de El Salvador que gobernó por dos décadas. Fue mayoría en la Asamblea Legislativa. Alguna vez también fue el partido con más alcaldías en el territorio nacional y primera fuerza política del país. Fue, puntualizó.

Ahora solo es una sombra del pasado que apenas sobrevive con la cantidad más baja de votos en toda su historia desde que participa en elecciones presidenciales, conserva una alcaldía (Milagro Navas), dos diputados y se quedó sin el financiamiento de las familias ricas que abandonaron el proyecto.

Por si fuera poco, precisó la revista, entre esos escombros y en lo que parece ser su ocaso, hay pugnas internas que agravan su situación.

Hace pocos días funcionarios electos de la agrupación se reunieron con un grupo de asesores para «escuchar» de ellos las cosas que deben cambiar en el instituto político, de acuerdo a la diputada electa Marcela Villatoro, una de las pocas sobrevivientes en la Asamblea Legislativa y convertida en vocero de los que piden el cambio.

La asambleísta demanda la instalación de un equipo de transición de la dirigencia de Arena a la cual recomendó públicamente la renuncia pero al parecer sus demandas enfrentan un fuerte valladar en la actual dirección que se niega a dar un paso al lado.

A los pedidos y sugerencias de renuncia, el presidente del Consejo Ejecutivo Nacional de Arena (Coena), Carlos García Saade, fue enfático en que no dejará el cargo porque actualmente está impulsando la «renovación» del partido para lo cual se puso un plazo de 90 días. Según Gato Encerrado la tolda tricolor que gobernó el país durante dos décadas, se encuentra actualmente en una condición agónica.

El éxodo de sus miembros no se limita solo a quienes renunciaron al partido, sino también a funcionarios que abandonaron sus labores y emigraron a otros países o están en prisión por enriquecimiento ilícito.

Tras esa derrota electoral, la diputada Villatoro es una de las protagonistas de la exposición pública de la división interna del partido. Es más, la funcionaria es quien más exige abiertamente la renuncia del presidente del Coena, Carlos Saade.

“Siempre, cuando hay una derrota, quien debe de poner la renuncia es el presidente del partido, porque definitivamente él no tomó las mejores decisiones y eso ha causado el daño. ¿Cómo va a creer que un presidente de un partido va a decir que su gran triunfo es que el partido sobreviva?”, señaló Villatoro en una entrevista concedida a Gato Encerrado.

“Un partido político debe de verse victorioso ganando escaños y ganando alcaldías, no sobreviviendo. Eso lo dice quien tiene una mente de fracasado. Porque un verdadero ganador debe de luchar porque su partido gane más escaños y gane más alcaldías”, le recriminó Villatoro a Saade.

Lo evidente hoy es que la tolda política de derecha está en el ocaso, al igual que el FMLN en el otro extremo del espectro político local, la izquierda, algo que según analistas, marcará durante varios años el predominio de Bukele y Nuevas ideas en el llamado Pulgarcito de las Américas.

mem/lb

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link