jueves 23 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Presidente de Colombia rechazó violencia desatada en Cauca

Bogotá, 12 abr (Prensa Latina) El presidente de Colombia, Gustavo Petro, rechazó hoy la violencia que vive el departamento del Cauca (suroeste) después de que detonara un carro bomba en el municipio Miranda y provocara al menos cuatro heridos.

La explosión, ocurrida en la noche de ayer en las cercanías de una estación de policía y cuyo saldo dejó además varias viviendas afectadas, es presuntamente atribuida al Estado Mayor Central (EMC), grupo disidente de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

“La reacción de los frentes caucanos del EMC es porque el gobierno bloquea la salida de cocaína en el pacífico. No más financiación de la guerra y la muerte”, escribió Petro a propósito del suceso en su red social X.

El alcalde de Miranda, Walter Zúñiga, declaró por su parte que después de la suspensión del cese al fuego entre las Fuerzas Militares y la estructura guerrillera, a finales de marzo pasado, se desencadenaron de nuevo las confrontaciones en todas partes de la región.

El líder local, en declaraciones a W Radio, se pronunció entonces a favor del diálogo y de acciones de paz en el territorio, para que se detengan allí las hostilidades.

Según consideró el general Federico Mejía, comandante del Comando Específico del Cauca, las últimas acciones de las disidencias de las Farc en el departamento obedecen a los operativos en su contra realizados por las Fuerzas Militares.

Apuntó asimismo a Blu Radio que las operaciones castrenses han penetrado zonas que no habían sido intervenidas militarmente, lo que a su vez provoca una reacción violenta del EMC.

A pesar de haber instalado un mecanismo para el diálogo, las pláticas entre el equipo gubernamental y la estructura guerrillera no han estado exentas de obstáculos.

El pasado 17 de marzo, por ejemplo, el presidente Gustavo Petro ordenó suspender el cese al fuego con la agrupación armada en los departamentos de Nariño, Cauca y Valle del Cauca, en respuesta al ataque de esta estructura guerrillera a una minga indígena.

Dicha medida implicó la reanudación de las operaciones militares ofensivas y operativos policiales a partir del 20 de marzo.

No obstante, a principios de este mes, mediante un comunicado conjunto, el Gobierno Nacional de Colombia y el EMC anunciaron que las conversaciones entre las partes continuarán pese a las tensiones vividas durante las últimas semanas.

mem/ifs

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link