lunes 20 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Canal de Panamá obligado a acelerar salidas a crisis hídrica

Ciudad de Panamá, 13 abr (Prensa Latina) El Canal de Panamá, vía por donde pasa del 6,0 por ciento del comercio mundial, está obligado hoy a encontrar salidas al manejo del agua frente a los impactos del calentamiento global, explicaron expertos.

Según indicó a universitarios y medios de prensa en las provincias de Bocas del Toro y Chiriquí el administrador de la vía interoceánica, Ricaurte Vázquez, la única que utiliza agua dulce para sus operaciones, pasó de años de bonanza a una escasez del vital líquido debido a una intensa sequía asociada al fenómeno El Niño.

Para el funcionario, es el mayor reto de un plan que garantice la disponibilidad de agua para el Canal y el consumo humano que espera presentar en los próximos meses.

Se trata, dijo, de una suerte de hoja de ruta de cómo afrontar la sostenibilidad del negocio para los próximos 40 años, incluyendo la ya conocida necesidad de ampliar los límites de la cuenca.

A juicio de Vázquez, mientras se enaltece la operación del Canal en otras latitudes, locamente no se dimensiona lo que se hace porque hay una necesidad constante de ver resultados rápidos.

A diferencia de las decisiones que se toman internamente, en el caso de la crisis hídrica, ampliar los límites de la cuenca sería posible a través de la aprobación de reformas legales que promueva el gobierno central y avale la Asamblea Nacional, aclaró.

El Gobierno de Laurentino Cortizo (2019-2024) ha llegado al fin de su mandato sin haber enviado proyectos de ley a la Asamblea en esta temática, pese a que el Canal le dijo que esto era necesario para garantizar el almacenamiento de más agua.

A la fecha, los lagos artificiales que abastecen al Canal están por debajo de los niveles óptimos de agua, el Alajuela, unos 219 pies, cuando su máximo operativo es de 252; mientras Gatún oscila en 80.3 pies y su nivel máximo es 87.50, reconoció el directivo quien además señaló que la presión es cada vez mayor.

También explicó que, en un año normal e histórico del siglo XX, caía suficiente agua en la cuenca del Canal para mantener 54 tránsitos por día y, en un año sin sequía, está entre 37 y 48, cifra que se reduce cuando se contabiliza la cantidad de agua que se utiliza para abastecer a la mitad de la población panameña.

La capacidad de tránsitos, que hubo que limitar incluso a los 27 buques diarios, se ha visto limitada por la cantidad de lluvia, remarcó.

Pero el Canal no puede vivir esa inestabilidad, reiteró, de ahí la necesidad urgente de una solución de agua, sentenció.

A inicios de este año, Vázquez, indicó a corresponsales de la prensa extranjera que ante la falta de agua por la sequía, hace meses que un proyecto en río Indio descansa en el Ejecutivo.

La iniciativa no sugeriría la aprobación de un proyecto en específico, pero informaba sobre la necesidad de hacer reformas legales para ampliar los límites de la cuenca hidrográfica y eliminar la restricción de construir embalses, según la Ley 28 del 2006.

De otra parte, Vázquez también señaló que de los ocho mil colaboradores que tiene la entidad, alrededor de dos mil se jubilarán durante los próximos cinco años, una posibilidad única de generar empleo.

Al respecto orientó a aprovechar las oportunidades tanto en la Escuela de Aprendices como en las becas que otorga el Canal y en los programas de pasantías que desarrolla en conjunto con la Secretaría Nacional de Ciencia y Técnica.

mem/ga

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link