martes 28 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Denuncian militarización británica en medio de recortes sociales

Londres, 13 abr (Prensa Latina) La oposición laborista enfrenta ahora una imagen negativa al defender la necesidad de invertir millones en gastos militares, mientras se aboga por recortes de los servicios públicos, comentó hoy la prensa británica.

El líder del partido Laborista, Keir Starmer, enfrenta una imagen negativa, al proponer llenar con miles de millones las hambrientas arcas del complejo militar industrial, tras declarar que no existen fondos suficientes para los servicios públicos, señaló el diario Morning Star.

Starmer se pronunció por aumentar los gastos de defensa hasta un 2,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), una propuesta que acompaña la posición del gobernante partido Conservador de elevar los desembolsos en nueve mil millones de libras esterlinas (13 mil 500 millones de dólares).

El anuncio del dirigente laborista lo realizó poco antes de visitar un astillero de la compañía bélica BAE Systems, una de las principales proveedoras de equipos empleados en los armamentos de las fuerzas israelíes que desde el 7 de octubre bombardean la Franja de Gaza.

La instalación de BAE Systems, en la localidad de Barrow-in-Furness, produce la próxima generación de submarinos estratégicos Trident, aclara el rotativo.

De acuerdo con la organización Campaña por el Desarme Nuclear, el costo total del programa del mencionado sumergible, con capacidad para portar armas atómicas, ronda los 205 mil millones de libras esterlinas (307 mil 500 millones de dólares).

Al visitar el astillero, donde se deben fabricar cuatro submarinos Trident, el dirigente opositor británico se pronunció a favor de desarrollar el programa con el grupo Aukus (Australia, Estados Unidos y Reino Unido) para el desarrollo conjunto de sumergibles.

El Aukus forma parte de la intención de Occidente de rodear a China de bloques militares, denuncia Morning Star.

La visita al mencionado astillero de Starmer, acompañado por el ministro de Defensa en la sombra del partido Laborista, John Healey, y el alto comisionado australiano para el Reino Unido, Stephen Smith, fue la primera de un dirigente de ese partido opositor en 30 años.

mem/to

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link