domingo 26 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Armenia aboga por paz duradera en Cáucaso, afirma primer ministro

Ereván, 15 abr (Prensa Latina) El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, durante una rueda de prensa conjunta en Ereván con su homólogo de Kazajstán, Kasim-Yomart Tokaev, confirmó hoy el propósito de establecer una paz duradera en el Cáucaso.

Presenté a mi colega la situación de las negociaciones con Azerbaiyán, confirmando la disposición del gobierno armenio a establecer una paz duradera y estable en la región, basada en los principios ya acordados entre Ereván y Bakú, dijo Pashinián este lunes a la agencia de noticias Armenpress.

El político recordó que estos principios son el reconocimiento mutuo de la integridad territorial de cada uno sobre la base de la declaración de Almatí de 1991; la demarcación de la frontera, el desbloqueo del transporte regional respetando la soberanía y la jurisdicción de los Estados, la reciprocidad y la igualdad.

Armenia y Azerbaiyán libraron dos guerras por Nagorni Karabaj desde que ese territorio, de población mayoritariamente armenia, decidió separarse en 1988 de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

La primera, en 1992-1994, terminó con la victoria de los secesionistas; durante la segunda, en 2020, Bakú recuperó varios distritos y el dominio militar sobre el terreno.

En 2022, Bakú y Ereván, con la mediación de Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea, empezaron a debatir la firma del futuro tratado de paz. A finales de mayo pasado, Pashinián declaró que Ereván estaba preparado para reconocer la soberanía azerbaiyana en las fronteras de la URSS, incluyendo Karabaj.

En septiembre de 2023, Azerbaiyán lanzó una operación militar que derivó en el desarme y la autodisolución de las milicias armenias de Nagorni Karabaj y, finalmente, en el anuncio de que esta república rebelde dejaba de existir desde el 1 de enero de 2024.

Casi la totalidad de los armenios del enclave, que eran la comunidad mayoritaria, huyeron hacia Armenia.

El pasado 7 de diciembre, Bakú y Ereván afirmaron en una declaración conjunta que existe una oportunidad histórica para lograr la paz largamente esperada en la región del Cáucaso Sur.

Igualmente confirmaron la intención de normalizar las relaciones y alcanzar un tratado de paz sobre la base del respeto a los principios de soberanía e integridad territorial.

mem/gfa

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link