martes 21 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Gobierno de Brasil prevé aumento de salario mínimo para 2025

Brasilia, 15 abr (Prensa Latina) El Gobierno de Brasil prevé un salario mínimo para 2025 de mil 502 reales (290 dólares), cifra que representa hoy un alza de 6,37 por ciento sobre los actuales mil 412 reales (casi 272 dólares).

Tal subida responde al llamado Proyecto de la Ley de Directrices Presupuestarias (PLDO) que se presentará este lunes.

El porcentaje sigue la nueva regla de valoración del sueldo mínimo, que tiene en cuenta el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) más allá de la inflación del período.

También el PLDO traerá objetivo de déficit cero para 2025, y no más de superávit, como lo programado hasta el año pasado.

La proyección de la remuneración mínima aún puede modificarse si, para finales de 2024, la inflación es mayor o menor de lo previsto.

Según el portal G1, el PLDO sirve como una guía para la elaboración del Presupuesto de 2025, pero también envía señales al mercado sobre cómo la administración del presidente Luiz Inácio Lula da Silva ve el horizonte económico.

Hasta ahora, el Gobierno trabajaba con la expectativa de un superávit del 0,5 por ciento del PIB en 2025. Es decir, que fuera posible recaudar más que gastar.

El número, sin embargo, requeriría un esfuerzo muy grande, que podría crear desconfianza en el mercado e incluso en el Congreso Nacional.

Además, el cambio de meta afecta a los años siguientes, según interlocutores gubernamentales escuchados por el sitio.

Para 2026, el Ejecutivo pasa a prever un superávit del 0,25 por ciento, y del 0,5 en 2027, hasta llegar al uno por ciento en 2028.

Esta proyección es justamente uno de los factores que impactan en la revisión del superávit pronosticado anteriormente.

Por otra parte, además del salario mínimo, el área política del gobierno presiona a la económica para flexibilizar la meta fiscal y, con eso, poder gastar más en los próximos calendarios.

Ante esto, mantener en 2025 un superávit del 0,5 por ciento del PIB exigiría un esfuerzo fiscal mayor del país. En otras palabras, gastar menos en políticas sociales e inversiones.

En diciembre, la definición del valor para el salario mínimo derivó de una fórmula adoptada durante los gobiernos anteriores del Partido de los Trabajadores, con base en el Índice Nacional de Precios al Consumidor y la variación del PIB, la suma de todas las riquezas producidas en el país.

«La valorización del salario mínimo es esencial» para la economía del país, señaló Lula en la ocasión, citado en un comunicado.

Aseguró que, de esta forma habrá, «más dinero en circulación, las ventas del comercio aumentan, la industria produce más, y la rueda de la economía vuelve a girar, permitiendo la creación de nuevos empleos».

ro/ocs

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link