lunes 27 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Presidente de Ecuador sin arrepentirse de asalto a embajada de México

Quito, 15 abr (Prensa Latina) El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, no se arrepiente de la decisión de invadir la embajada de México el pasado 5 de abril para detener al exvicemandatario Jorge Glas, según una entrevista divulgada hoy.

En el diálogo para el medio SBS News, replicado este lunes en la prensa nacional, el mandatario ecuatoriano aseguró que se siente en el «lado correcto de la historia», pese a la condena global por irrumpir una sede diplomática y violar las normas internacionales.

Consultado además por la Convención de Viena, que desde hace seis décadas dictamina la inviolabilidad de las embajadas, Noboa consideró que hay “errores” no solo en este tratado, sino también en el Tratado de Caracas sobre asilo político.

Uno de los argumentos del Gobierno ecuatoriano es que México violó lo estipulado en esas normativas porque dio asilo a Glas, sentenciado por la justicia, aunque para muchos es un perseguido político.

Al ser preguntado sobre cómo resolverá la actual crisis con México, el jefe del Ejecutivo ecuatoriano señaló que invitaría a comer ceviche a su homólogo Andrés Manuel López Obrador o unos tacos y así poder hablar, aunque eso sucederá «cuando él esté listo».

El viernes pasado un tribunal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador declaró «ilegal» y «arbitraria» la detención de Glas, pero lo mantuvo en prisión al tener pendientes condenas pendientes.

Este lunes, tras una visita a Estados Unidos, el presidente Noboa participó en un evento de entrega de becas en la ciudad costera de Guayaquil y allí afirmó que “es un pésimo enemigo para tener”.

En el acto, el gobernante llamó a votar Sí en la consulta popular del próximo domingo 21 de abril sobre seguridad y empleo, aunque movimientos sociales y políticos califican ese procedimiento como innecesario y engañoso, que ponen en peligro la soberanía y busca por la precarización laboral.

Analistas como el abogado Mauro Andino advirtieron que uno de los grandes objetivos de Noboa con el asalto a la embajada fue desmovilizar a la ciudadanía y evitar el debate democrático sobre la consulta popular.

“Una táctica autoritaria para pasar de agache sus ineficaces y explotadoras enmiendas. Lo de México es gravísimo, pero no podemos descuidar lo que se acerca”, aseveró el profesor de derecho.

jha/avr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link