jueves 23 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Bacterias mortales se sienten atraídas por sangre humana

Washington,16 abr (Prensa Latina) Investigadores de la Universidad Estatal de Washington, Estados Unidos, descubrieron que las bacterias se sienten atraídas por la parte líquida de la sangre humana, o suero, que contiene nutrientes que estas utilizan como alimento.

Este fenómeno es llamado por los científicos “vampirismo bacteriano”, según un artículo publicado en la revista eLife.

Los expertos hallaron que una de las sustancias químicas por las que las bacterias parecían particularmente atraídas era la serina, un aminoácido que se encuentra en la sangre humana y que también es un ingrediente común en las bebidas proteicas.

Las bacterias que infectan el torrente sanguíneo pueden ser letales, afirmó Arden Baylink, profesor de la Facultad de Medicina Veterinaria del centro universitario.

«Aprendimos que algunas de las bacterias que más comúnmente causan infecciones del torrente sanguíneo en realidad detectan una sustancia química en la sangre humana y nadan hacia ella», añadió.

Los investigadores encontraron que al menos tres tipos de bacterias se sienten atraídas por el suero humano: Salmonella enterica, Escherichia coli y Citrobacter koseri.

Estas son una de las principales causas de muerte entre las personas que padecen enfermedades inflamatorias intestinales, aproximadamente el uno por ciento de la población.

Estos pacientes suelen tener hemorragias intestinales que pueden ser puntos de entrada de las bacterias al torrente sanguíneo.

Utilizando un sistema de microscopio de alta potencia diseñado por Baylink llamado Ensayo de plataforma de inyección quimiosensorial, los investigadores simularon una hemorragia intestinal inyectando cantidades microscópicas de suero humano y observando cómo las bacterias navegaban hacia la fuente.

La respuesta fue rápida: las bacterias que causan enfermedades tardaron menos de un minuto en encontrar el suero.

El estudio determinó que la Salmonella tiene un receptor proteico especial llamado Tsr que permite a las bacterias detectar y nadar hacia el suero.

Utilizando una técnica llamada cristalografía de proteínas, los especialistas pudieron ver los átomos de la proteína interactuando con la serina, que es una de las sustancias químicas de la sangre que las bacterias detectan y consumen.

Al aprender cómo estas bacterias son capaces de detectar fuentes de sangre, en el futuro podríamos desarrollar nuevos fármacos que bloqueen esta capacidad, concluyeron los expertos.

rgh/lpn

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link