lunes 27 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

ONU reconoce avances y desigualdades en salud y derechos sexuales

Naciones Unidas, 17 abr (Prensa Latina) Los compromisos mundiales en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos registraron notables avances en los últimos 30 años, pero persisten las desigualdades, afirmó hoy un informe del Fondo de Población de la ONU (Unfpa).

Ese organismo reconoció entre los progresos el descenso en las tasas de mortalidad materna, el número de mujeres que utilizan métodos anticonceptivos modernos se duplicó y más de 160 países aprobaron leyes contra la violencia doméstica.

Para esta ocasión el Unfpa analizó el camino que condujo a estos avances y el empoderamiento de millones de personas con una mayor libertad y más autonomía en materia de reproducción sexual, sin embargo, advirtió sobre el escaso impacto de esas mejoras en los más pobres y marginados del mundo.

En tal sentido destacó que para esos sectores los derechos y las opciones siguen estando, en gran medida, fuera de su alcance.

Tales disparidades, acotó en su informe, son impulsadas por la desigualdad y la discriminación, a menudo ocultas en los sistemas sanitarios y en las instituciones económicas, sociales y políticas, por lo que para lograr equidad es necesario sacar a la luz las desigualdades para aplicar soluciones inclusivas.

Por ejemplo, señaló, en toda América las mujeres afrodescendientes tienen más probabilidades de morir al dar a luz que las blancas, mientras en Estados Unidos, la tasa es tres veces superior a la media nacional.

Asimismo, las féminas de grupos étnicos indígenas tienen más condiciones de fallecer por causas relacionadas con el embarazo y el parto.

El texto Unfpa agregó que la desigualdad de género, la discriminación racial y la desinformación están profundamente arraigadas en muchos sistemas sanitarios, y muestra que no es factible emplear la táctica de divide y vencerás en el camino para garantizar la salud y los derechos universales.

Al contrario, debe alcanzarse un consenso político, adaptar las soluciones a las comunidades y lograr financiación urgente para conseguir los objetivos de la Agenda 2030, indicó.

También precisó que un gasto adicional de 79 mil millones de dólares en países con ingresos bajos y medios para 2030 evitaría 400 millones de embarazos no planificados, salvaría un millón de vidas y generaría 660 mil millones de dólares en beneficios económicos.

rgh/crc

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link