viernes 17 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Retroceden economías vulnerables en el mundo

retroceden-economias-vulnerables-en-el-mundo
Washington, 17 abr (Prensa Latina) Uno de cada tres países clientes de la iniciativa financiera AIF del Banco Mundial (BM) es hoy más pobre, en promedio, de lo que era antes de la pandemia de la Covid-19, avalan datos oficiales.

Actualmente la Asociación Internacional de Fomento (AIF) contempla a 75 Estados pobres, elegibles para recibir donaciones y préstamos sin intereses o a un interés muy bajo, señala la institución de Bretton Woods.

Sin embargo, la mitad de los 75 enfrenta “por primera vez en este siglo una brecha de ingresos con las economías más ricas que es cada vez mayor”, reveló un estudio del BM presentado a inicios de esta semana.

Según el documento “The Great Reversal: Prospects, Risks, and Policies in International Development Association Countries”, la situación de deterioro económico es tal que experimentan «una regresión histórica».

La tasa de pobreza extrema octuplica el promedio en el resto del mundo: uno de cada cuatro habitantes en países que reciben financiamiento de la AIF subsiste con menos de 2,15 dólares al día, argumentó el organismo.

Estos países, abundó, representan en la actualidad el 90 por ciento de todas las personas que sufren hambre o malnutrición a escala global.

Además, la mitad de esos países se encuentra en situación de sobreendeudamiento o en grave riesgo de padecerlo, y no pocos prestamistas extranjeros —acreedores tanto del sector privado como del gubernamental— se han alejado de ellos, sopesó el BM.

De acuerdo con el análisis, los 75 países en cuestión albergan a una cuarta parte de la humanidad, es decir, mil 900 millones de seres humanos.

Mientras las poblaciones envejecen en casi todos los demás lugares del mundo, la proporción de trabajadores jóvenes de las naciones que reciben dinero de la AIF irá en aumento hasta 2070, eso representa un enorme “dividendo demográfico” potencial.

Al decir del BM, esos países también tienen una gran riqueza de recursos naturales, un alto potencial para la generación de energía solar y cuentan con importantes reservorios de depósitos minerales que podrían ser fundamentales para que el mundo pueda realizar la transición hacia la energía limpia.

Entre los clientes de la AIF, hay 39 Estados pertenecientes al África subsahariana, 14 de Asia oriental, ocho de América Latina y el Caribe y varios de Asia meridional, con excepción de India.

De conformidad con el diagnóstico, 31 de ellos tienen ingresos per cápita inferiores a los mil 315 dólares por año y 33 son Estados frágiles y afectados por conflictos.

Sin embargo, alrededor del 20 por ciento de la producción mundial de estaño, cobre y oro del mundo sale de esos países pobres; además, algunos tienen depósitos de minerales críticos fundamentales para la codiciada transición energética global.

rgh/mjm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA