domingo 19 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Decretan en Colombia al 19 de abril como Día Cívico por la Naturaleza

Bogotá, 18 abr (Prensa Latina) El presidente colombiano, Gustavo Petro, anunció la declaratoria de este viernes 19 de abril como día cívico, lo que en la práctica constituye un llamado a disminuir el consumo energético y promover el ahorro de agua potable.

Así lo declaró el mandatario en la ceremonia del aniversario 73 del Comando General de las Fuerzas Militares, celebrada en esta capital.

“Este 19 de abril es un día cívico en Colombia, con estas características y hacia estos objetivos: cuidar el agua, simplemente cuidar el agua, y poderlo hacer por millones. Y para lograr que, en este momento, no tengamos que profundizar ningún tipo de racionamiento para ningún tipo de los servicios que se le entregan al pueblo colombiano”, explicó.

Refirió además que otro de los propósitos consiste en ahorrar energía eléctrica al máximo posible con el objetivo de preservarla para los próximos días.

Tras exponer la iniciativa, Petro y su gabinete firmaron el decreto 500 del 18 de abril de 2024, en el cual se estableció que, a partir de mañana y todos los años, el tercer viernes de abril se conmemora el ‘Día Cívico de la Paz por la Naturaleza’.

El ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, aclaró por su parte que a partir de ahora esta fecha será considerada como un día no hábil laboralmente, con motivo de la protección de los recursos naturales.

Agregó que el decreto orienta a todas las entidades públicas del orden nacional, tanto del nivel central como descentralizadas, a suspender actividades y adoptarán las instrucciones pertinentes que permitan a sus servidores (funcionarios y contratistas) suspender sus actividades laborales y de atención al público.

Debido a la prolongada sequía, agravada por los efectos del fenómeno climático El Niño, en Bogotá se implementó un sistema para el racionamiento de agua ante los bajos niveles de los embalses que la surten del líquido.

Entre otras medidas, el gobierno orientó que las termoeléctricas trabajaran a su máxima potencia y se dejó de exportar electricidad a Ecuador.

Todo esto para intentar paliar los estragos que causa al déficit hídrico que impide el normal funcionamiento de las hidroeléctricas del país, sus principales fuentes de generación.

rgh/ifs

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link