viernes 17 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Pese a la pandemia, muchos factores de salud mejoraron desde 2010

Londres, 18 abr (Prensa Latina) La carga de enfermedad en años perdidos por muerte prematura y mala salud presentó una mejora desde 2010 hasta la fecha, exceptuando los años de la pandemia de Covid-19, señala un estudio publicado hoy en The Lancet.

Los datos de la indagación refieren que las tasas totales de carga de morbilidad global disminuyeron un 14,2 por ciento de 2010 a 2019 y la esperanza de vida saludable, el número de años que una persona puede esperar existir con buena salud, aumentó de 61,3 años en 2010 a 62,2 años en 2021, puntualiza el estudio.

El primero está enfocado en medir la muerte prematura y la discapacidad debido a la pandemia de Covid-19 a nivel mundial y la compara con otras enfermedades y lesiones.

Por otro lado, especifica, las infecciones de las vías respiratorias inferiores, la diarrea, la malaria, la tuberculosis y el VIH/SIDA entre 2010 y 2021 van desde reducciones del 17,1 por ciento para los trastornos neonatales al 47,8 por ciento para el VIH/SIDA.

Asimismo, la carga de morbilidad por accidente cerebrovascular se redujo un 16,9 por ciento, mientras que por cardiopatía isquémica disminuyó un 12,0 por ciento durante el mismo período.

La investigación presenta estimaciones actualizadas del Estudio de carga global de enfermedades, lesiones y factores de riesgo (GBD) 2021 que analiza la incidencia, prevalencia, años vividos con discapacidad (con una salud no ideal) y perdidos de vida saludable a nivel global, regional y nacional.

Recalca que la Covid-19 fue la principal causa de carga de muerte en todo el mundo en 2021, representando el 7,4 por ciento de la carga total en todo el orbe.

En este sentido, la indagación señala que esa enfermedad afectó de manera diferente a hombres y mujeres; los del sexo masculino tenían más probabilidades de fallecer.

“Sin embargo, los efectos secundarios de la pandemia de Covid-19, incluida la persistencia de malestares y los trastornos mentales, afectaron más a las féminas”, indica el estudio.

Señala también que, sin intervención médica adecuada, más de mil 300 millones de personas en el mundo vivirán con diabetes en 2050.

Sobre la esperanza de vida saludable, la investigación mostró un mínimo cambio entre los países en los niveles más altos del índice sociodemográfico, disminuyendo ligeramente de 68,9 años en 2010 a 68,5 años en 2021.

“Aunque las personas viven vidas más largas en todo el mundo, no pasan todos esos años con buena salud”, afirma el texto.

Ello está principalmente influenciado por el dolor lumbar, los trastornos depresivos y los dolores de cabeza.

ro/cdg

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA