lunes 27 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

EEUU, armas de fuego y tiroteos masivos más allá de Columbine (+Foto)

eeuu-armas-de-fuego-y-tiroteos-masivos-mas-alla-de-columbine
Washington, 20 abr (Prensa Latina) Un joven de Maryland fue arrestado por planear una masacre escolar, la noticia circula mientras recuerdan hoy a las 13 víctimas del primer tiroteo masivo ocurrido en una escuela de Estados Unidos, hace 25 años.

La historia desde aquel 20 de abril de 1999 en la secundaria de Columbine, en Colorado, demuestra que, lejos de acabar, la violencia con armas de fuego corroe a la sociedad estadounidense, ahora más que siempre.

Dos estudiantes de Columbine, que luego se suicidaron, mataron a 12 de sus compañeros y a un profesor con rifles que compraron en una feria anual de armamento, la misma que todavía, un cuarto de siglo después, sigue celebrándose en Colorado.

Inaudito. Tras la matanza se produjeron más de 400 tiroteos en escuelas estadounidenses y solo el pasado año se reportaron 82, de acuerdo con conteos de prensa y sitios especializados.

Las heridas se mantienen abiertas: Newtown (Connecticut), Parkland (Florida), Uvalde (Texas), Virginia Tech (Virginia) y Universidad de Las Vegas, en Nevada, por solo citar apenas algunas tragedias que siguieron a Columbine, cuyo denominador común fueron las incontroladas armas de fuego.

Por cierto, el 16 de abril se cumplieron 17 años del tiroteo masivo en el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (conocido como Virginia Tech), en Blacksburg, Virginia.

Aquel día perdieron la vida 33 personas, incluyendo el autor de la matanza, y otras 29 resultaron heridas cuando un estudiante de lengua inglesa de 23 años, decidió vengarse por supuestamente sentirse molestado por su origen surcoreano.

De acuerdo con los informes que circularon, Seung-Hui Cho planificó la masacre durante dos semanas, lapso en el que compró dos pistolas semiautomáticas que utilizó metódicamente en su macabro plan.

Una investigación arrojó en su momento que Columbine “inspiró” no menos de 74 hechos similares y en 13 de esos casos, los atacantes declararon su intención de “superar” la cifra de víctimas fatales.

eeuu-armas-de-fuego-y-tiroteos-masivos-mas-alla-de-columbine

Ahora el joven arrestado y presentado en corte en Maryland, de apenas 18 años, dice que pensaba ejecutar el tiroteo en una escuela para “ser famoso”.

Alex Ye, un estudiante transgénero (antes Andrea Ye) estuvo en un hospital psiquiátrico, y en un documento de 129 páginas que escribió detalló sus letales propósitos. El Departamento de Policía del Condado de Montgomery informó que se enteraron a raíz del intercambio que Ye tuvo a través de mensajes de Instagram con una persona no identificada, la cual le conoció en un centro psiquiátrico local.

Una encuesta del Centro de Investigaciones PEW reveló que uno de cada cuatro educadores públicos confiesa estar preocupado por los tiroteos. Es un enfermedad social general, una epidemia, como lo calificó el presidente Joe Biden.

El Congreso poco o nada ha podido hacer para controlar los letales artefactos. En febrero, el exmandatario Donald Trump -que aspira volver a la Casa Blanca en pocos meses- hizo gala en su campaña electoral de una agenda que pronostica una versión reforzada de su primer mandato en asuntos como la defensa de las armas de fuego.

“Les prometo esto: conmigo en 1600 Pennsylvania Avenue, nadie pondrá un dedo sobre sus armas de fuego, tal como ocurrió durante cuatro años cuando yo era su presidente”, fue el compromiso en un evento de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) en Harrisburg, Pensilvania.

Trump, señalado como un miembro destacado de la NRA, adelantó que adoptará protecciones más fuertes para los derechos de la Segunda Enmienda -que permite por la Constitución a los estadounidenses portar un arma de fuego- si es reelegido en noviembre.

“Mantendré esas gloriosas palabras, ‘no serán infringidas’”, subrayó durante su discurso en el mitin de la NRA, una organización que defiende el derecho que da la Constitución a portar armas y sus integrantes aseguran ser “orgullosos defensores de los patriotas de la historia y diligentes protectores de la Segunda Enmienda”.

Mientras, lamentablemente, la incertidumbre y el miedo a los tiroteos masivos es parte de la cotidianidad en Estados Unidos. Sorprenden en centros escolares, en iglesias, fiestas, supermercados, eventos deportivos hasta en funerales.

El rastreador Gun Violence Archive sigue sumando tragedias. Quizás es mejor ni publicar el número. Casi a diario la cifra cambia.

jcm/dfm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link