lunes 20 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Activista social desahuciada logró acceso a muerte digna en Perú

Lima, 22 abr (Prensa Latino) La primera muerte asistida por orden judicial fue efectiva en Perú al culminar la larga lucha de la activista social Ana Estrada por poner fin a los tormentos de una enfermedad incurable, informaron hoy sus familiares.

“Ana Estrada accedió a la eutanasia y murió con dignidad el domingo 21 de abril de 2024. Ana murió en sus propios términos, conforme a su idea de dignidad y en pleno control de su autonomía hasta el final”, precisó la familia en un comunicado.

Apenas a los 12 años, ella contrajo polimiositis, un mal degenerativo que no tiene cura y que ocasiona el debilitamiento por inflamación de los músculos y causa mucho dolor.

Pudo sobreponerse a la enfermedad y la invalidez y graduarse como psicóloga; pero, con el transcurso del tiempo, el dolor y la inmovilidad se hicieron insoportables.

Su pedido de muerte asistida fue inicialmente rechazado por lo médicos de la seguridad social, presionados por la prohibición legal que impedía ayudarla a ejercer el derecho a una muerte digna.

Finalmente, crearon un protocolo de muerte asistida y aceptaron aplicarlo a Ana si el Poder Judicial lo autorizaba, lo que se logró en febrero de 2021, decisión que desató la furia de sectores religiosos y políticos en extremo conservadores.

La joven psicóloga defendió con denuedo su derecho a poner fin a su vida para terminar con el sufrimiento y se convirtió en una activista por la eutanasia con resonancia internacional y recibió apoyo externo y externo.

La excandidata presidencial progresista Verónika Mendoza dijo que el Estado debe atender el derecho de Ana a una muerte digna y acompañarla en ese proceso y el exsacerdote y dirigente político Marco Arana señaló que la muerte asistida es pertinente solo en casos como este, en los que el enfermo no tiene posibilidad de curarse.

El político de derecha extrema Rafael López Aliaga arremetió contra la decisión judicial y alegó que el Estado no debe intervenir en el tema e insinuó que Ana Estrada podría cortarse las venas y morir desangrada o lanzarse al vacío por una ventana.

En julio de 2022, la Corte Suprema ratificó el fallo judicial a favor de Ana Estrada, en un dictamen inapelable que sentó un precedente para los casos que puedan presentarse en el futuro.

npg/mrs

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link