domingo 26 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Apelan en Brasil decisión que mantiene mandato de senador Moro

Brasilia, 23 abr (Prensa Latina) Las coaliciones lideradas por los partidos de los Trabajadores (PT) y Liberal (PL) apelaron la decisión que mantiene hoy el mandato del exjuez y senador brasileño Sérgio Moro, y harán un nuevo intento por imponer su casación.

Los recursos deberán ser evaluados por el Tribunal Superior Electoral (TSE).

El PT y el PL entraron en la Justicia contra Moro, al acusarlo de abuso de poder económico en la campaña de 2022 por comenzar como precandidato a la presidencia y realizar la cruzada proselitista para el Senado por el sureño estado de Paraná.

Según las organizaciones políticas, Moro gastó más en la precampaña de lo que está permitido por ley y habría tenido ventaja sobre los demás competidores.

Las denuncias fueron juzgadas en el Tribunal Regional Electoral de Paraná (TRE-PR) y Moro ganó por cinco votos a dos, manteniendo su mandato. Ahora, los reclamantes quieren la apreciación del TSE.

«En el recurso, la Federación Brasil de la Esperanza señala equívocos cometidos en el análisis de las pruebas de los autos del juez Luciano Falavinha, siendo manifiesto el abuso de dinero por Moro para aprovechar su candidatura en el período preelectoral», indica el comunicado divulgado por la coalición del PT.

Insiste en que el juicio realizado viola precedentes del propio TSE, como en el sonado caso de la senadora Selma Arruda, en el cual la arbitrariedad fue reconocida a partir del desembolso de recursos financieros menores que los constatados en el expediente Moro.

Arruda perdió en diciembre de 2019 su silla en la asamblea senatorial después de ser condenada por abuso de poder económico.

Moro adquirió reputación nacional e internacional al comandar, entre marzo de 2014 y noviembre de 2018, el juicio en primera instancia de los delitos identificados en la desarticulada operación judicial Lava Jato.

Sin pruebas, castigó al presidente Luiz Inácio Lula da Silva en 2017 a nueve años y seis meses de prisión por supuestos actos de corrupción.

Luego desistió al cargo de magistrado y fue nombrado ministro de Justicia por el entonces mandatario Jair Bolsonaro (2019-2022).

Más tarde dejó el puesto después que el exgobernante ultraderechista removiera sin consultarlo al entonces director de la Policía Federal, Maurício Valeixo, un hombre de su confianza.

lam/ocs

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link