domingo 19 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Islandia instala primera planta que captura CO2 para producir roca

Reikiavik, 4 may (Prensa Latina) Un sistema que atrapa dióxido de carbono (CO2) y lo transforma en roca bajo la tierra permanece instalado hoy en las afueras de la capital islandesa, el primer proyecto viable del mundo para lograr cero emisiones contaminantes.

Ubicado en la cima de una formación de lava volcánica solidificada hace miles de años a las afueras de Reikiavik, fue desarrollado por la compañía suiza Climework a fin de comenzar a la retirar CO2 del aire.

Hasta la fecha, señala un reporte de la cadena británica BBC, el proyecto ha aislado cuatro mil toneladas de dióxido de carbono al año, lo que equivale a las emisiones de 900 autos de gasolina.

“Las instalaciones parecen ser aires acondicionados gigantes, pero en realidad son un gran número de ventiladores organizados unos encima de otros, que toman el aire del ambiente y capturan el CO2 que contiene a través de filtros”, señala el mencionado medio de prensa.

Según explicó la representante de Climeworks, Bryndis Nielsen, el gas que los ventiladores modulares colectan del ambiente se mezcla con agua y se envía a través de tubos a una suerte de domo que sobresale de la superficie y que opera otra compañía, CarbFix.

“Aquí se inyecta bajo presión a dos kilómetros bajo tierra donde reacciona con los basaltos y calcifica el CO2 por millones de años”, especificó.

Los basaltos son rocas volcánicas porosas que quedan así por los gases que quedan atrapados en la lava mientras se enfrían.

Climeworks trabaja en una nueva planta, Mammoth, que esperan logre extraer unas 36 mil toneladas de CO2 del ambiente al año.

Por su parte, la representante de CarbFix, Edda Aradóttir, dijo que con su proyecto la intención es dirigir los esfuerzos más hacia las industrias que generan CO2 como desperdicio inevitable de sus productos como la metalurgia y el cemento, en vez de aquellas que lo generan consumiendo energía”.

Las iniciativas fueron instaladas en Islandia por las características de actividad volcánica de sus suelos que, además de proveer energía geotérmica limpia, sin emisiones de gases de efecto invernadero, hace que los subsuelos estén compuestos mayoritariamente de basaltos, rocas volcánicas porosas que son el recipiente perfecto para el CO2.

rgh/cdg

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link