martes 21 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Ministro palestino denuncia daños al sector de la salud en Gaza

Ramala, 15 may (Prensa Latina) Más del 80 por ciento de los hospitales y centros de atención médica en la Franja de Gaza están hoy fuera de servicio como resultado de la continua agresión Israel, denunció una fuente oficial palestina.

En una entrevista con la radioemisora La Voz de Palestina, el ministro de Salud, Majed Abu Ramadan, afirmó que la situación del sector en el enclave costero es catastrófica.

Denunció que la mayoría de los ciudadanos allí carecen de tratamiento o medicinas.

Necesitamos una intervención internacional urgente para salvar el sistema sanitario de la Franja, subrayó.

En ese sentido, el funcionario explicó que su cartera trabaja con diversos gobierno y organizaciones internacionales para asegurar la cantidad mínima de medicamentos y suministros para el territorio.

A principios de este mes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) acusó a Israel de ejecutar 443 ataques contra ese sector en la Franja de Gaza desde el inicio de su campaña militar, el 7 de octubre.

En su cuenta en X, la OMS informó que esas incursiones provocaron 723 muertos, 924 heridos, daños a 101 instalaciones y afectaron a 106 ambulancias.

En reiteradas ocasiones, tanto la OMS como su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, criticaron las operaciones castrenses en ese territorio, en especial contra los centros de salud, su personal y los socorristas.

Precisamente, fuentes médicas anunciaron este miércoles que los generadores de electricidad del Hospital Europeo, ubicado en la sureña ciudad de Khan Yunis, dejaron de funcionar esta madrugada por falta de combustible, lo cual amenaza la vida de cientos de enfermos y heridos palestinos.

El suceso ocurre en medio de una fuerte ofensiva castrense israelí contra varias zonas del territorio.

Hace dos días, las autoridades médicas gazatíes alertaron sobre el colapso total del sistema de salud debido a los ataques y al cierre de la frontera, que impide la entrada de productos vitales, entre ellos alimentos y combustible.

Un escueto comunicado destacó la crisis por la falta de combustible debido al bloqueo, en especial sobre el paso de Rafah, que durante los últimos siete meses fue la única entrada de ayuda para el enclave costero.

El Ejército israelí cerró hace 10 días el cruce de Kerem Shalom, en la triple frontera, y horas después ocupó el lado palestino del cercano paso de Rafah como parte de sus operaciones contra la ciudad homónima.

La pasada semana la directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Catherine Russell, advirtió que la intensificación de las operaciones militares israelíes en el sur de Gaza y el consiguiente cierre del paso fronterizo de Rafah amenazan la vida millones de palestinos, especialmente niños.

“La situación es grave, si los cruces de Kerem Shalom y Rafah no se reabren para enviar combustible y suministros humanitarios, las consecuencias se sentirán casi de inmediato”, alertó.

oda/rob

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link