miércoles 19 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Una baguete para comer y llevar

París, 19 may (Prensa Latina) Era una cuestión de orgullo nacional. El emblemático pan de forma alargada y mezcla sencilla, la baguete, es tan francés como el queso Camembert de Normandie o el vino Château Cheval Blanc de Saint-Émilion, así que era sabido que el récord del más grande no podía seguir en Italia.

Pasaron cinco años, “Et voilà”, un equipo de 18 panaderos recuperó el pasado domingo el galardón para Francia con una baguete de 140,53 metros de largo, elaborada en la localidad de Suresnes, en el departamento de Altos del Sena de la Región Parisina.

El libro Guinness de los récords ya reconoció la hazaña, borrando de sus páginas la anterior, que databa del 16 de junio de 2019, en la ciudad de Como, con 132,62 metros.

Para recuperar el honor hicieron falta 10 horas de cocción, 90 kilogramos de harina, 60 litros de agua, 1,2 kilogramos de sal e idéntica cantidad de levadura, sin que de momento esté claro cuántos comensales disfrutaron del pan y qué tiempo tardaron en hacerlo.

Desde la segunda mitad del siglo XX, este es un producto infaltable en la mesa, pero ya dejó de ser exclusivamente de factura francesa.

A finales de 2022, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconoció el saber hacer la elaboración del peculiar pan como parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Para el alcalde de Suresnes, Guillaume Boudy, la nueva marca valoriza un símbolo nacional de la gastronomía francesa y rinde homenaje a los artistas que perpetúan su preparación.

A propósito del significado de la baguete, el ya retirado maestro Jean-Yves Gautier, merecedor de la medalla de uno de los Mejores Obreros de Francia, comentó hace un tiempo a Orbe que, gracias a generaciones de panaderos, este es un producto de excelencia y constituye un faro gastronómico.

“Yo vengo de un pueblo pequeño en el que recuerdo a la baguete como un alimento de todos los domingos, el cual poco a poco se fue apoderando de los demás días de la semana, y en general de cada momento de sentarse a la mesa”, subrayó.

Gautier resaltó que aun cuando son variadas las ofertas en los establecimientos, incluyendo la del famoso cruasán, el alargado pan ocupa un lugar especial, que con el registro de la Unesco y el nuevo récord Guinness ascendió a la categoría de embajador francés en todo el planeta.

(Tomado de Orbe)

MINUTO A MINUTO
relacionadas
tercer-boletin-de-deportes-81
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link