Prensa Latina, La Agencia

lunes 24 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Comunidad mundial celebra Día Internacional del Té

Washington, 21 may (Prensa Latina) La ONU celebra hoy el Día Internacional del Té, para favorecer su producción y consumo en el mundo y aumentar la conciencia sobre la importancia de esta planta en la lucha contra el hambre y la pobreza.

La Asamblea General de las Naciones Unidas hizo oficial en 2019 esta efeméride sobre dicha bebida proveniente de la planta Camellia sinensis.

Se cree que el té, la bebida más consumida del mundo después del agua, se empezó a cultivar en el noreste de la India, el norte de Myanmar y el suroeste de China, pero se desconoce el lugar exacto donde creció la planta por primera vez.

En China, hay constancia de su consumo desde hace al menos cinco mil años.

Su producción y elaboración es fuente esencial de sustento para millones de familias de países en desarrollo y menos adelantados.

Entre tanto, la industria del té es la principal fuente de renta e ingresos de exportación para algunas de las naciones más pobres.

Al ser un sector con elevado coeficiente de mano de obra, genera puestos de trabajo, en especial en zonas remotas y desfavorecidas desde el punto de vista económico. Asimismo, desempeña un papel significativo en el desarrollo rural, la reducción de la pobreza y la seguridad alimentaria en países en desarrollo, al ser uno de los cultivos comerciales más importantes.

Su consumo aporta beneficios para la salud y el bienestar y juega un importante papel en la cultura de muchas sociedades.

Este año, el Día Internacional del Té pone de relieve a las mujeres y su papel en la producción y elaboración de esta bebida.

El té contribuye a cuatro objetivos de desarrollo sostenible, pues ayuda a reduccir de la pobreza extrema, luchar contra el hambre, empoderar a las mujeres y favorece el uso sostenible de los ecosistemas terrestres.

Se cultiva en un número limitado de países, muchos de los cuales sufren fuertemente el impacto del cambio climático.

Los cambios en los patrones de temperatura y lluvias, con más inundaciones y sequías, afectan los rendimientos, calidad y precios de los productos de té, reduciendo los ingresos y amenazando los medios de vida rurales.

China, India, Sri Lanka, Kenia, Turquía, Japón y otros grandes productores promueven los beneficios para la salud del té como antioxidante, que contribuye a retrasar el envejecimiento de las células y mantener los niveles saludables de radicales libres en el cuerpo.

Además, ayuda a la buena circulación, al evitar que las personas que lo consumen sufran de problemas cardiacos o enfermedades cardiovasculares.

Sirve para regular el déficit de hierro, por lo cual es uno de los métodos naturales más efectivos contra la anemia.

Beneficia al sistema inmunológico por sus grandes cantidades de flavonoides y vitamina H, que refuerzan el cuerpo contra las enfermedades.

Y es altamente diurético permitiendo que el organismo se libere de toxinas y se depure de forma regular.

mem/abm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link