Prensa Latina, La Agencia

lunes 24 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Parroquial Mayor de cuarta villa cubana anuda los puntos cardinales (+Fotos)

Sancti Spíritus, Cuba, 21 may (Prensa Latina) La torre-campanario de la Iglesia Parroquial Mayor desafía los siglos y llega hoy al 510 aniversario de la fundación de Sancti Spiritus como la atalaya que desde el centro de Cuba anuda los cuatro puntos cardinales.

Es eje central de la zona colonial de la cuarta villa Monumento Nacional, fundada en 1514 por los españoles, presente en los más diversos sucesos y reconocida como el monumento arquitectónico más relevantes del período colonial de la isla.

Por ser considerada la torre más alta de la Mayor de las Antillas -en su época-, diversos testimonios orales y otros conservados en las amarillentas páginas de la prensa, se afirmaba que desde su cúpula se podían observar los mares del norte y el sur.

La majestuosa obra de estilo colonial fue decisión del Obispo Espada y Landa quien visitó el templo en 1819; la construcción -40 metros de altura y más de un centenar de escalones con cuatro descansos- fue ordenada al maestro albañil Blas Cabrera. Altura, equivalente a un edificio de 15 plantas.

Esta zona del país frecuentada por tormentas eléctricas, las descargas hicieron blanco en el capitel de la vigía provocando daños significativos. El 1 de octubre de 1849 se retira el pararrayos y un año después se da paso a la ejecución de la actual cúpula.

A mediados del siglo XIX se le dio el remate que aún conserva. El campanario del Templo del Espíritu Santo poso a tener 86 escalones de maderas preciosas y unos 30 metros de altura. Declarada Monumento Nacional el 10 de octubre de 1977.

En su domo existen cuatro carillones fundidos en oro, plata y bronce que datan de 1771,1835 y 1853, los cuales al sonar cumplen en su lenguaje sonoro un conjunto de funciones: llamar a los feligreses a la oración, informar, alertar y proteger a la población.

También está acompañado de un gran reloj que da la hora para el norte y para el sur de la ciudad, data de 1911, pero el primero fue comprado en 1771, con 600 pesos reunidos por el pueblo para la construcción del puente sobre el río Yayabo.

Los techos del templo son de original armadura, con signos arábigos y arcos de ladrillos. Los alfarjes de la nave principal, la cubierta abovedada de la Capilla del Cristo de la Humildad y la Paciencia, que testimonia la antigüedad de la Villa, la cual recibió por Real Orden el título de ciudad en 1867.

En los años finales del siglo XVII sufrió asaltos y saqueos, de piratas. Entre los más recordados está el de 1665, cuando se llevaron vasos sagrados, varios ornamentos litúrgicos y una famosa paloma de oro que había sido donada por Don Pedro Pérez de Corcha en 1612.

mem/rga

MINUTO A MINUTO
relacionadas
tercer-boletin-de-deportes-105
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link