martes 18 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Avance en seguridad y reto económico en El Salvador

San salvador, 30 may (Prensa Latina) A menos de dos jornadas de asumir un nuevo mandato presidencial, Nayib Bukele, exhibe el logro de altos estándares de seguridad en El Salvador y grandes retos económicos.

Este jueves, el último del mes de mayo, el país arribó a 19 jornadas sin homicidios para avanzar más en la reducción de un guarismo que es propagandizado como el principal logro del mandatario durante sus primeros cinco años en el gobierno.

“Finalizamos el miércoles 29 de mayo, con 0 homicidios en el país”, reiteró la policía desde sus redes sociales, algo que puede ya parecer normal por su frecuencia.

Sin embargo, el avance es enorme si se considera que el 2023 cerró como el año más seguro en la historia salvadoreña, luego de terminar con una tasa de 2.4 homicidios por cada 100 mil habitantes, una cifra muy distante con la que finalizó en 2015 cuando fue de 106.82 por cada 100 mil habitantes.

Es sustantivo pues el actual gobierno logró que la tasa cayera de 38 por cada 100 mil habitantes en 2019 a 2.4, pese a acusaciones de organizaciones de la sociedad civil que citan “violaciones de derechos humanos” y arresto de personas inocentes, algo que muchos minimizan en comparación con el ambiente de seguridad alcanzado.

Los bajos índices de crímenes registrados en el país se convirtieron en el principal estandarte del primer mandato de Bukele, quien asumirá para un nuevo período el próximo 1 de junio con el desafío de mantener el clima de seguridad y encaminar la economía.

El resultado en las urnas en febrero de este año es incuestionable y las encuestas y expertos valoran que por primera vez en mucho tiempo, el pueblo sintió que los problemas de seguridad que enfrentaban fueron escuchados.

Luego de la aprobación del régimen de excepción el 27 de marzo de 2022, tras de un fin de semana con 87 asesinatos de las pandillas, el país avanzó en el enfrentamiento a las pandillas. Cuando Bukele asumió el 1 de junio de 2019, la tasa de homicidios bajó a 38 por 100 mil habitantes, luego de registrar 84,1 en 2016, 63 en 2017 y 53,1 en 2018.

Las cifras a la baja se acentuaron en 2020, cuando descendió a 21,2, seguido por 18,1 en 2022, y tras nueve meses de régimen excepción, la tasa de homicidios cayó a 7,8.

Los logros son incuestionables y el pueblo lo refrendó con su voto en febrero. Ahora, solo falta resolver los retos económicos, una tarea complicada en un escenario internacional marcado por la crisis, algo que según expertos debe sortear un mandatario que entre sus mensajes destaca que “cuando nadie roba, el dinero alcanza”.

mem/lb

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link