martes 18 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Jurado en segundo día de deliberaciones para decidir suerte de Trump

Washington, 30 may (Prensa Latina) Por segundo día consecutivo, el jurado presente en el juicio contra el expresidente de Estados Unidos Donald Trump continuará hoy las deliberaciones para decidir su suerte ante imputaciones por sobornos a una actriz de cine para adultos.

Los debates arrancarán después que los 12 miembros de la junta vuelvan a escuchar algunas partes de los testimonios, una solicitud hecha ayer al juez Juan Merchan.

Se espera que la revisión despeje todas las dudas de los panelistas y entonces lleguen a un consenso este jueves en la tarde. Aunque tampoco se descarta que las deliberaciones se extiendan hasta la semana próxima.

Ayer fue la primera jornada de discusiones, la misma se extendió durante cuatro horas y media bajo la supervisión y las instrucciones precisas de Merchan, pero terminó sin lograr un veredicto.

El jurado examina a puerta cerrada los argumentos que entre abril pasado y ayer presentaron la defensa y los fiscales durante las vistas celebradas en un tribunal de Nueva York.

El caso es considerado histórico porque es la primera vez en Estados Unidos que un expresidente va al banquillo por cargos criminales y, en esta ocasión, el republicano enfrenta 34 cargos por falsificar registros comerciales para encubrir el pago en 2016 -cuando buscaba la presidencia- a la actriz porno Stormy Daniels.

La exposición de los alegatos cerró ayer de forma dramática y la Fiscalía urgió al jurado a condenar a Trump frente a una «montaña» de evidencias.

Mientras, Todd Blanche, principal abogado del exmandatario (2017-2021), trató de presentar a Michael Cohen, el testigo estrella, como un mentiroso confeso, y que el caso de la fiscalía no pudo probar la culpabilidad de su cliente más allá de toda duda razonable.

Cohen, exaliado y extapadera de Trump, fue clave por ser quien le pagó a Daniels para que no abriera la boca y luego su entonces jefe le reembolsó.

El juicio se mantiene en los focos de los medios televisivos, mediante coberturas especiales que, igualmente, le garantizan publicidad al magnate mientras sigue adelante con sus aspiraciones electorales.

Antes del 15 de abril pasado, Trump hizo lo indecible -a través de su equipo legal- para retrasar el proceso. Lo ideal para él, como puede presumirse, era que las demoras fueran más allá del 5 de noviembre, fecha de las elecciones generales.

Aparte del juicio penal en Nueva York, el político también tiene ante sí otros tres en Washington, Florida y Georgia.

mem/ymr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link