Prensa Latina, La Agencia

martes 25 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Planta procesadora de trigo confirma industrialización en Bolivia

planta-procesadora-de-trigo-confirma-industrializacion-en-bolivia
La Paz, 30 may (Prensa Latina) La planta de almacenamiento de trigo y producción de harina inaugurada en Viacha, departamento de La Paz, por el presidente boliviano, Luis Arce, confirma hoy que la industrialización con sustitución de importaciones es una realidad.

Por Jorge Petinaud Martínez

Corresponsal en Bolivia

“Así se maneja la economía, neoliberales”, afirmó la víspera el dignatario en un discurso pronunciado junto a los gigantescos silos que transforman el panorama de la extensa planicie del municipio paceño de la provincia de Ingavi.

En ese entorno y sobre una superficie de 70 mil metros cuadrados, opera desde este jueves la más grande y moderna planta de almacenamiento de trigo y producción de harina de Bolivia.

La nueva industria, edificada a un costo de 182 millones de bolivianos (26 millones de dólares), acopiará, almacenará y transformará trigo para obtener harina, afrecho y fideo destinado al mercado interno.

“En este mismo lugar, hace dos años, iniciábamos obras, y hoy esa semilla es una realidad, aquí está su Planta de Almacenamiento y Transformación de Cereales”, sostuvo Arce durante el acto masivo ante pobladores que ahora tendrán un nuevo incentivo como sembradores y cosechadores de trigo.

La factoría es parte de un programa que prevé la edificación de 150 nuevas plantas industrializadoras, con una inversión de más de 29 mil millones de bolivianos (más de cuatro mil millones de dólares) como parte de la política de industrialización con sustitución de importaciones.

De hecho, según Arce, con el nuevo complejo Viacha y La Paz “ingresan de forma decidida en la etapa de la industrialización”, porque permitirá contar con harina de trigo para los panificadores y la producción de fideo.

En referencia al Modelo Económico Social Comunitario Productivo, del cual es autor teórico junto al ya fallecido economista Carlos Villega, Arce explicó que su último eslabón es la industrialización.

Al salir al paso a políticos opositores y sus afines, el mandatario descartó la matriz de que Bolivia sufre una crisis económica estructural a partir de la escasez de dólares y la sobredemanda de hidrocarburos.

“Esa derecha quiere ahora levantar la cabeza y quiere enseñarnos a manejar el Estado y a manejar la economía. Así se maneja la economía, neoliberales, con obras e industrialización”, reiteró.

Recordó la crítica situación social del país cuando gobernaron seguidores de las recetas del neoliberalismo como Carlos Mesa, la presidenta de facto (2019-2020) Jeanine Áñez y su ministro de Economía Branko Marinkovic.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, describió que la planta posee una tolva de descarga donde los camiones evacuarán el grano traído desde diferentes regiones del país, y una vez secado y limpio será almacenado en cuatro silos con una capacidad total de 41 mil toneladas.

Con vistas a garantizar la materia prima, explicó, la estatal Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos comprará el grano a los productores a precio justo.

El complejo incluye una industria de molienda que procesará harina de Trigo para pan y para pastas y fideos, que generará 40 empleos directos y más de 150 indirectos.

Su capacidad de molienda es de 300 toneladas por día, lo cual aportará 13 mil 100 kilogramos mensuales de harina, además de procesar 200 kilogramos hora de fideos cortos y 200 kilogramos hora de largos.

La obra incluye áreas administrativas, talleres de reparación, un laboratorio de garantía de la calidad, almacenes, áreas de servicios, viviendas para trabajadores y parqueo.

En la construcción de la planta se generaron 150 empleos directos y 750 empleos indirectos, se informó.

Al referirse al tema de la industrialización, el ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, explicó que el Gobierno nacional considera estratégico este proceso.

“Es el camino más difícil, pero el más seguro” para resolver los problemas estructurales de la economía nacional, “para que no dependa de un solo producto, sino que tenga muchos sectores y productos para apuntalar la economía boliviana”, concluyó el titular.

jf/jpm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link