Prensa Latina, La Agencia

lunes 15 de julio de 2024
Search
Close this search box.

Más de nueve mil 300 palestinos encarcelados en Israel

Ramala, 17 jun (Prensa Latina) Más de nueve mil 300 palestinos, incluidos 75 mujeres y 240 menores de edad, se encuentran hoy encerrados en prisiones israelíes.

El Club de Prisioneros Palestinos destacó en un comunicado que esa cifra no incluye a los miles de ciudadanos arrestados en la Franja de Gaza, enviados a centros especiales en medio de denuncias sobre torturas y vejaciones. La organización, que se basa en reportes de prensa, señaló que al menos 36 personas capturadas en el enclave costero murieron mientras estaban detenidas.

Esta semana el presidente del Consejo Legislativo Palestino, Abdel Aziz Dweik, denunció las torturas a las que fue sometido en las cárceles israelíes y afirmó que los maltratos allí no tienen precedente.

Luego de su liberación tras ocho meses encerrado, Dweik, de 75 años, afirmó que la prisión de Negev, ubicada en el sur de Israel, es la peor del mundo.

Ahora, tras el estallido del nuevo ciclo de violencia, el 7 de octubre, el trato es realmente terrible, a diferencia de épocas anteriores, en las que había cierto respeto a la humanidad de las personas, relató el legislador, quien sufre diabetes y otras enfermedades.

Días antes, el Observatorio Euromediterráneo de Derechos Humanos reveló testimonios de palestinos torturados en prisiones y centros de detención israelíes en los últimos meses.

Citado por la organización, Samir Abdullah Jamal Marjan, de 23 años, aseguró que sufrió palizas, descargas eléctricas, insultos y un intento de inyectarle sustancias desconocidas.

En la prisión de Ashkelon la situación era peor. Estuve en una celda de aislamiento y pasé 12 días sin comer, indicó.

Fattah Al-Aklouk, quien fue arrestado tres veces desde el 7 de octubre, denunció que un compatriota, llamado Muhammad Al-Kahlot, murió como consecuencia de las torturas.

Un hombre de 65 años, identificado como S, confirmó los métodos de tortura y la desaparición forzada de personas mientras estuvo confinado.

“Los 20 días presos parecieron 20 años, cada día fue una historia de tortura, golpizas y humillaciones”, subrayó.

En similar sentido se pronunció el exprisionero Omar Assaf, quien pasó seis meses tras las rejas en el centro de Ofer.

Desde 1978 fui arrestado 10 veces, pero las condiciones de esta última fueron las más difíciles, afirmó Assaf.

También el jefe de la Comisión para Asuntos de Prisioneros y Exprisioneros, Qaddoura Fares, criticó este mes las sistemáticas violaciones en las cárceles israelíes al señalar que “superan la crueldad y tortura presenciadas en la historia moderna”.

jf/rob

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link