daka

Dakar, 1 ago (Elioriundo Delavilla) El Atlántico mira con recelo la costa de Dakar. Frenético incluso cuando dicen que hace buen día para nadar, hacer surf, pescar o bucear, lo cierto es que tanto mar encuentra freno en una topografía muy variable.
EDICIONES