sábado 25 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Derechos humanos en caída libre en Myanmar, advierte ONU

Naciones Unidas, 30 ene (Prensa Latina) La Organización de Naciones Unidas (ONU) consideró hoy la situación de los derechos humanos en Myanmar "en caída libre", a casi tres años del golpe de Estado en esa nación.

El portavoz del secretario general (António Guterres), Stéphane Dujarric, calificó además de desesperado el contexto humanitario.

«Estamos viendo un aumento de los combates y, mientras tanto, no vemos la liberación de los presos políticos que queremos ver, incluidos el expresidente (Win Myint) y Aung San Suu Kyi», dijo en su sesión informativa.

Por su parte, el alto comisionado de la ONU para Derechos Humanos, Volker Türk, aseveró en un comunicado que la crisis en Myanmar sólo se resolverá insistiendo en la rendición de cuentas por los dirigentes militares, la liberación de los presos políticos y el restablecimiento del gobierno civil.

El representante instó a la comunidad internacional a adoptar las medidas apropiadas para hacer frente a esta crisis, incluida la posibilidad de imponer nuevas sanciones selectivas a los militares para limitar su capacidad de cometer violaciones graves.

Los combates entre los grupos militares y de la oposición armada dieron lugar a desplazamientos masivos y a víctimas civiles en Myanmar, mientras continúan las oleadas de bombardeos aéreos indiscriminados y ataques de artillería después de los recientes reveses en el campo de batalla.

Türk rechazó las tácticas militares centradas sistemáticamente en el castigo de los civiles que consideran que apoyan a sus enemigos, así como a escuelas y hospitales, lo que contradice el derecho internacional humanitario, recordó.

Mientras tanto, los refugiados rohingya que viven en condiciones humanitarias en los campamentos de Bangladesh se arriesgan de nuevo a viajes desesperados y peligrosos por mar, encontrando pocos puertos o comunidades de la región dispuestos a aceptarlos o acogerlos.

En medio de todas las crisis en el mundo, es importante que nadie sea olvidado, lamentó el alto comisionado al reconocer que el pueblo de Myanmar sufre desde hace demasiado tiempo. Al mismo tiempo, pidió un aumento significativo de la financiación para su oficina este año, al recordar que los fondos distan de la cantidad necesaria para promover mejor los derechos humanos en el mundo.

npg/ebr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link