lunes 4 de marzo de 2024
Search
Close this search box.

Primer ministro de Haití recibe duras críticas de la policía

Puerto Príncipe, 9 feb (Prensa Latina) El coordinador general del Sindicato Nacional de la Policía de Haití (PNH), Lionel Lazarre, criticó hoy con dureza al primer ministro del país caribeño, Ariel Henry, a quien acusó de negligente.

Antes de elogiarnos, debiera dejar de mentirse a sí mismo, pues en 31 meses en el poder sigue sin hacer nada para pagar los salarios atrasados a los agentes del orden, expresó Lazarre.

«Hay policías que llevan cuatro años ascendiendo de rango y no reciben el salario correspondiente. Esto no tiene sentido y hay que acabar con esta hipocresía», subrayó el oficial en un programa radial de la emisora Magik 9.

La persona que bloquea el pago de los salarios atrasados a los policías y al personal administrativo de la PNH es el primer ministro, pues hay un documento que hay que firmar y remitir al Ministerio de Economía y Hacienda para que se puedan hacer todos los pagos, pero él nunca lo ha hecho, subrayó el sindicalista.

En esto hay cierta negligencia por parte de Henry, enfatizó Lazarre, quien comentó que en estos momentos muchos policías huyeron de sus casas por temor a las represalias de las pandillas, y hoy duermen en las comisarias con sus familias, y ni un subsidio le otorga el Estado.

«Si el gobierno tuviera voluntad y se preocupara por resolver los problemas de seguridad, no habría pedido el apoyo de una fuerza internacional, sino que habría invertido en la compra de material», sentenció Lazarre.

Recientemente, el Sindicato Nacional de Policías de Haití informó que mil 800 agentes del orden huyeron del país el pasado año, otro factor que hoy imposibilita dar una respuesta efectiva a las bandas criminales.

Lazarre precisó que hasta octubre fueron mil 600 y entre noviembre y diciembre sumaron 200.

Puntualizó que 39 policías murieron de forma natural y 37 fueron asesinados por las bandas armadas en 2023, y en los dos últimos años la cifra de agentes perdidos es de mil 950.

Los policías, que trabajan en condiciones extremadamente difíciles, con falta de perspectivas, buscan en su mayoría acogerse al programa parole humanitario del gobierno de Estados Unidos.

El sindicato demandó atención psicológica para ese sector, el más expuesto en la lucha contra los grupos armados en el país caribeño.

De acuerdo con un comunicado del gremio, el estado físico, psicológico y emocional de los agentes sufren el impacto de la dura realidad del momento.

“El sindicato insta a los altos mandos a investigar los casos de agentes necesitados de asistencia de salud mental para ayudarlos a continuar trabajando en pos de restablecer la paz en la ciudad”, subraya el texto.

Dicho gremio, también exigió la entrega de materiales adecuados y suficientes para seguir luchando contra la creciente inseguridad, y mejores condiciones laborales para los agentes.

En especial, para aquellos que abandonaron sus barrios invadidos por bandidos.

rgh/joe

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA