viernes 12 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Bandas sirven de soporte al narcotráfico internacional en Uruguay

Montevideo, 10 feb (Prensa Latina) Grupos delictivos uruguayos sirven de soporte a organizaciones internacionales dedicadas al narcotráfico, consigna un documento interno de la Policía divulgado hoy.

Las bandas uruguayas desempeñan «tareas logísticas» de esas agrupaciones que envían estupefacientes al país por vía aérea, terrestre o fluvial, dice el texto según el medio La Diaria.

Detalla que la droga proviene principalmente de Bolivia, Paraguay y Argentina

Una vez que la droga entra a Uruguay, estos clanes locales se encargan del “traslado, acopio, seguridad y posterior envío” hacia otros mercados.

Las tareas son realizadas por distintos grupos y actividades.

Unos se encargan de recibirla y trasladarla a un punto de acopio y otros se dedica a la logística de la “exportación” a Europa, incluyendo transporte interno, armado de empresas vinculadas a la actividad portuaria y hasta mecanismos para el lavado de activos.

Tales conclusiones aparecen detalladas en un “plan operativo contra organizaciones criminales y grupos delictivos” que la Dirección de Investigaciones de la Policía Nacional envió a otras dependencias del Ministerio del Interior en diciembre de 2023.

El tráfico de cocaína se ha convertido en una de las principales actividades del crimen organizado en Uruguay, señala el texto y constata que el país sudamericano se consolidó como un “punto de tránsito” de la droga sudamericana que se envía a Europa.

Los grupos criminales locales combinan la actividad más lucrativa (el narcotráfico) con otras operaciones ilegales conexas, como el contrabando, el tráfico de vehículos, la extorsión, el blanqueo de dinero, el tráfico de armas, la trata de personas, entre otras.

Apunta que las bandas utilizan la violencia y la coacción para “mantener el control sobre su territorio, enfrentarse a rivales y eliminar amenazas internas o externas”.

“Esta violencia puede incluir asesinatos, secuestros, extorsiones y actos intimidatorios”, agrega.

Cada clan familiar tiene una zona o barrio de influencia, pero “no existe un grupo que tenga el control de todo el territorio nacional”.

El documento concluye que las organizaciones “más fuertes o importantes” operan principalmente desde la zona metropolitana (Montevideo, Canelones y San José).

ro/ool

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA