miércoles 17 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Nerviosismo en Ciudad de México ante falla sísmica

Ciudad de México, 10 feb (Prensa Latina) Una falla sísmica de más de un kilómetro de largo en la capital mexicana que provocó en dos meses 23 microsismos, enjambres y daños inmobiliarios, tiene nerviosos a vecinos de Álvaro Obregón y zonas aledañas.

En un amplio reportaje que publica hoy el diario Milenio se explica que una falla sísmica es una fractura en la corteza terrestre a lo largo de la cual ha habido desplazamiento de bloques de roca en relación uno con otro.

Eso es lo que hallaron científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en la zona poniente de la Ciudad de México y a la que ya bautizaron ‘Falla Plateros-Mixcoac’, explica el diario.

Se sabe que las fallas sísmicas o fracturas son lugares donde se libera la energía acumulada debido al movimiento de las placas tectónicas, lo que provoca terremotos. Las placas tectónicas son grandes bloques rígidos que componen la capa exterior de la Tierra y que se mueven lentamente a lo largo del tiempo.

Los investigadores del Instituto de Ingeniería de la UNAM creen que esta falla es la ‘culpable’ de los recientes y numerosos microsismos registrados en la capital.

Hasta el día de hoy han habido esos 23 sismos de baja intensidad (microsismos), con magnitudes de entre 1.1 y 3.2, ninguno ha pasado de los 4 grados, todos han sido registrados con epicentro en las alcaldías Magdalena Contreras y Álvaro Obregón y las profundidades son menores a 1.4 kilómetros.

El enjambre sísmico, 14 de ellos registrados el 12 de diciembre, causaron por primera vez, daños a diversas estructuras y a por lo menos ocho viviendas de las colonias Mixcoac e Insurgentes Mixcoac.

Ello, llevó a expertos de la Coordinación de Ingeniería Sismológica y de la unidad de Instrumentación Sísmica del Instituto de Ingeniería de la máxima casa de estudios, a colocar estaciones de registro sísmico, habilitados con sensores de velocidad y aceleración que permitieron realizar un análisis sin precedentes de la actividad sísmica.

Tras reubicar los epicentros de esos microsismos, los científicos encontraron diferencias con las estimaciones del Servicio Sismológico Nacional y al recorrer la zona “con sorpresa, encontramos una ‘grieta’ de poco más de un kilómetro de longitud que cruza casi ininterrumpidamente la zona de Mixcoac».

Se trata de una fisura, a la que denominaron Falla Plateros-Mixcoac, que cruza ininterrumpidamente la zona de Mixcoac, un área de clase media, atravesada por grandes avenidas, como Patriotismo, Barranca del Muerto, Plateros, Extremadura, Insurgentes, Periférico, entre otras.

Además, acoge zonas residenciales y comerciales, así como hospitales y centros educativos públicos y privados.

Añade que, al estar en una zona densamente poblada, por la que corren sistemas de transporte como el Metro (Línea 7-Barranca del Muerto-El Rosario) y del Metrobús, que dan servicio a miles de usuarios diariamente, los científicos encargados del estudio alertan que las dimensiones de la falla Plateros-Mixcoac son todavía un tema de investigación.

Aún no se ha cuantificado el impacto que puede tener en las construcciones, la presencia de esta falla sísmica. Además, los investigadores alertan que las estimaciones usadas para definir las acciones de diseño en la zona no consideraron que la falla exista.

rgh/lma

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA