sábado 20 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Estudioso cubano recuerda las bondades arqueológicas de Copán

La Habana, 11 feb (Prensa Latina) El estudioso e investigador de temas de turismo cubano José Luis Perelló abordó hoy en sus crónicas sobre los temas más importantes de Latinoamérica a la región arqueológica de Copán.

En su cuenta en Facebook, el especialista menciona este domingo que un parque nacional es una categoría de área protegida que goza de un determinado estatus legal que obliga a proteger y conservar la riqueza arqueológica, su flora y su fauna.

Se caracteriza por ser representativa de una zona fitozoogeográfica y arqueológica con interés científico y turístico.

Por tanto, Copán fue un asentamiento agrícola desde el año 1000 antes de la era cristiana, pero surgió como un centro importante en el período clásico temprano (250-550 d.C.), casi con toda seguridad con influencia de Teotihuacán.

Era el más meridional de los centros mayas y, con una altitud de 600 metros, el más alto. Copán alcanzó su máximo poderío en el siglo VIII, cuando contaba con 20 mil habitantes.

Una plataforma artificial, construida a más de 30 metros de altura, forma la acrópolis principal de 12 acres, con plataformas menores que se extienden para formar una imponente masa de recintos de patios monumentales y pirámides.

Las edificaciones de Copán, construidos con toba local, andesita y bloques de piedra caliza cementados con barro y revestidos de estuco, incluyen varias estructuras piramidales, un campo de juego de pelota y la Escalera Jeroglífica, todos dispuestos a lo largo de un eje norte-sur.

Muchas de las estructuras se colocaron deliberadamente para aprovechar las vistas específicas de los valles circundantes, especialmente el campo de pelota con sus marcadores de guacamayos de piedra, todo ello de gran atractivo para el turismo.

Una de las atracciones más populares en Copán es el Parque de Aves y Reserva Natural Macaw Mountain, un lugar único y especial que ofrece una experiencia inolvidable en contacto con la naturaleza.

La zona del parque fue habitada por los mayas en tiempos pasados, y desde este sitio se observa la legendaria Mo witz o Montaña Guacamaya de Copán.

El parque incluye un centro de información al aire libre en donde se pueden interactuar con algunas de las aves, para tomarse fotos con ellas y observarlas de más cerca.

Es una experiencia relajante, educativa y memorable, y con su visita contribuye al logro de nuestros objetivos de conservación y reintroducción de guacamayas y otras especies a su hábitat.

También el Paseo de los Girasoles es una de las atracciones que encanta por la variedad de girasoles que posee.

Lo mejor de este sitio es que durante todo el año podrá apreciar estas flores.

Este lugar es un jardín lleno de girasoles que se encuentra a pocos minutos del parque central, y es un sitio perfecto para tomar fotos y disfrutar de la belleza de las flores, concluye el investigador.

oda/rfc

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA