jueves 18 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Alertan en Costa Rica sobre emanaciones de azufre en el Poás

San José, 14 feb (Prensa Latina) Un nivel alto de desgasificación sucede en el volcán Poás en Costa Rica, con constantes emanaciones de azufre y, según la dirección del viento, puede llegar a las comunidades cercanas, alertó hoy aquí un experto.

Luego de casi cuatro años de aparente calma, desde finales de 2023 inició una fase más activa con constantes erupciones.

En declaraciones al sitio digital El Observador.com el geoquímico del Observatorio vulcanológico y sismológico de Costa Rica (Ovsicori) Maarten de Moore explicó que la desgasificación ahora en el Poás es de moderada a nivel alto. No es que cada vez que hay una erupción hay salida de gas, sino, existe una constante salida de gas.

La pluma de gas que produce puede llegar hasta dos mil metros de altura encima del cráter y según la velocidad y dirección del viento puede llegar a comunidades cercanas, subrayó.

De acuerdo con el informe del Ovsicori del lunes último, en el mirador del parque nacional se detectó un máximo de 3,2 partes por millón (ppm) de dióxido de azufre, o sea en el nivel rojo, que abarca entre 2 y 5 ppm.

Cuando está en ese rango molesta, las personas pueden presentar tos, irritación en los ojos y el sistema respiratorio”, explicó el experto.

Si llegara a estar por encima de 5 ppm, una sirena suena y se evacua el mirador, ya que son niveles críticos en los cuales, quienes están expuestos, deben usar una máscara de gases.

También depende de la sensibilidad que la persona presente ante el SO2 puede tener vómitos, dolores de cabeza. Los asmáticos o con otros problemas respiratorios, puede ser afectados incluso con concentraciones bajas, resaltó Moore.

Una erupción es una explosión que ocurre debajo del lago, produce partículas que son ácidas, reiteró Moore. Si las personas reportan el olor, quiere decir que hay gases ácidos que están llegando a las poblaciones, existen afectaciones pero por el momento es mínima para la zona agrícola, resaltó.

A una interrogante sobre si existe actividad sísmica inusual, el especialista respondió que la actividad sísmica del volcán es moderada, un poco elevada con años pasados, pero no hay sismos sentidos por la población relacionados con el Poás, reafirmó el especialista. La sismicidad volcánica en general, la población no la puede percibir, señaló.

Desde abril del 2023 el volcán viene presentando un tremor volcánico que incremento desde julio del año pasado, volviéndose muy estables dentro de una baja frecuencia.

También otros parámetros sísmicos se mantienen en bajos niveles, como sismos volcánicos de baja frecuencia, sismos tectónicos asociados al volcán.

ro/alb

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA