miércoles 17 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Ejército de Canadá libra guerra contra avalanchas en parque nacional

Ottawa, 16 feb (Prensa Latina) Tropas de artilleros de las fuerzas regulares y de reserva del Ejército canadiense trabajan hoy para evitar las avalanchas en el Parque Nacional Glacier, por donde miles de personas viajan a diario.

El corredor Rogers Pass, el más activo de América del Norte, se encuentra entre Revelstoke y Golden, donde la autopista Trans-Canada y el Canadian Pacific Railway serpentean a través de las montañas Selkirk.

«Tenemos más de dos millones de personas al año conduciendo por este tramo de carretera y la mayoría no sabe sobre el peligro de avalancha que hay encima de ellos», dijo Ross Campbell, oficial de avalanchas de Parks Canada.

Aproximadamente a mil 300 metros sobre el nivel del mar, Rogers Pass recibe un promedio de 10 metros de nieve cada invierno, con más de 130 rutas de avalanchas activas que cruzan un tramo de 40 kilómetros de la transitada carretera.

De noviembre a abril, las Fuerzas Armadas canadienses ejecutan la Operación Palaci, programa de control de avalanchas de artillería móvil más grande del mundo y la operación militar nacional de mayor duración de Canadá.

Los miembros manejan cañones de campaña Obús de 105 mm y disparan rondas altamente explosivas desde 17 posiciones a lo largo del corredor para liberar avalanchas de manera controlada.

Se disparan capas de nieve inestables desde 270 objetivos marcados, hasta cinco mil metros de distancia, informa CTV News.

Los cierres de carreteras cuestan tres millones de dólares por hora en Rogers Pass, por lo que existe una inmensa presión para mantenerlo abierto con cuatro mil vehículos, hasta 40 trenes y 77 millones de dólares en viajes diarios a través del corredor de transporte durante el invierno.

Cada año se registran alrededor de dos mil avalanchas a lo largo del corredor, y cerca de 120 de esos deslizamientos afectan al Trans-Canada; sin embargo, la falta de nevadas está provocando una temporada más lenta en 2024.

La avalancha más mortífera de Canadá ocurrió a lo largo de Rogers Pass en 1910, cuando 58 trabajadores ferroviarios murieron mientras limpiaban las vías de una capa de nieve anterior.

lam/adr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA