martes 23 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Antiguo satélite europeo entró a la atmósfera terrestre

Washington, 22 feb (Prensa latina) ERS-2, el satélite europeo de dos mil 294 kilogramos perteneciente a la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), entró hoy en la atmósfera terrestre y casi todos sus componentes desaparecieron en el proceso.

“Es probable que todo o la mayor parte del ERS-2, que llevaba en el espacio desde 1995 compilando datos sobre el clima terrestre hasta 2011, se haya desintegrado durante la reentrada, un paso común para deshacerse de objetos espaciales al final de su misión”, confirmó la ESA.

La agencia espacial confirmó dicho reingreso en su cuenta en la red social X y ubicaron la llegada sobre el océano Pacífico norte, entre Alaska y Hawái.

A fin de que dicho dispositivo no se quedase orbitando como basura espacial, la ESA llevó a cabo 66 maniobras con lo que le quedaba de combustible para bajarlo de los casi 800 kilómetros de altura hasta los 570 kilómetros.

Según los especialistas, esa distancia la hubiese recorrido el satélite atraído por la gravedad terrestre tarde o temprano, pero le habría costado uno o dos siglos transitarla.

Mirko Albani, director del programa Heritage Missions, señaló que los modelos de la agencia espacial indican que partes como los tanques de combustible, hechos de titanio, o trozos de los paneles, podrían resistir a la entrada del equipo a la atmósfera; pero lo más probable es que restos de la antena y su estructura de soporte, las partes más grandes, sean las que perduren.

“En cualquier caso, es importante recalcar que ninguno de los componentes es radiactivo ni contiene materiales peligrosos», apuntó.

ERS-2 se lanzó el 21 de abril de 1995 y fue el más sofisticado de su tipo desarrollado y lanzado por Europa hasta entonces.

Con su similar ERS-1, coleccionó datos valiosos sobre los casquetes polares, los océanos y las superficies terrestres del planeta y observó desastres como inundaciones y terremotos en áreas remotas.

La ESA señala que los datos recogidos por ERS-2 aún se utilizan hoy, a pesar de que en 2011 se decidió poner fin a sus funciones y sacarlo de órbita.

En total, el satélite ejecutó 66 maniobras de desorbitación en julio y agosto de 2011 antes de que la misión concluyera oficialmente el 11 de septiembre.

ro/cdg

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA