martes 23 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Hallelujah, el éxito en otra voz

Ottawa, 2 mar (Prensa Latina) Algunos podrían atribuirle al estadounidense Jeff Buckley la autoría de Hallelujah, esa bellísima melodía que endiosó desde su voz. Pero lo cierto es que cada acorde tras esa “plegaria” corresponde al cantautor canadiense Leonard Cohen.

Para traducir sus sentimientos en verso,el también poeta y novelista se sumergió en un profundo proceso creativo, tan íntimo como potencialmente destructivo, que sufrió en soledad, detalló el productor John Lissauer en el libro The Holyor the Broken, sobre la historia del disco Various Positions(1984), que contiene el famoso tema.

Cohen, fallecido en 2016, “nos presentó la canción en mitad de las sesiones de grabación; cualquier dificultad que hubiera pasado los meses o años previos a componer la letra nos era totalmente ajena, pues nunca mostró señales de confusión o indecisión en el estudio”, recordó Lissauer.

El músico escribió alrededor de 80 posibles estrofas durante episodios que lo llevaron al límite, como aquel en una habitación del Hotel Royalton, de Nueva York, donde su afán en hallar la inspiración lo empujó a golpear el suelo con la cabeza.

Le preocupaba la temática religiosa de la canción, averiguar cuántas referencias bíblicas debía incluir sin convertirla en un himno cristiano. “De pronto entendí que no era necesario tener tan presente la Biblia, al final lo que grabé fue la versión secular de Hallelujah”, explicó el intérprete en una ocasión.

La letra, lejos de una plegaria, es un poema en el que Cohen utiliza nombres de la mitología judeocristiana para expresar las luces y sombras presentes en quienes se atreven a desear con lujuria o a amar incondicionalmente a otra persona.

Después de cinco años en silencio, de esos períodos en calma que regalan al final las más placenteras sorpresas, Cohen compuso Hallelujah, su tema más universal.

La melodía, tan atrayente como popular en la voz de Buckley, impulsó a este artista a incluirla en su álbum Grace (1994), convertido en un disco de culto luego de su muerte, a los 30 años, en el río Wolff, Tennessee.

Músicos como Bon Jovi,U2 o Bob Dylanse apropiaron de la genialidad de Cohen para versionar un clásico capaz de endulzar y estremecer el espíritu.

Es Hallelujah una de esas armonías que escapan de su autor cuando trascienden fronteras y enamoran desde el lenguaje maravilloso de la música.

(Tomado de 4ta Pared, suplemento cultural de Orbe)

MINUTO A MINUTO
relacionadas
madonna-irrepetible
EDICIONES PRENSA LATINA