domingo 14 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Banco presagia nubarrones para economía de El Salvador

San Salvador, 6 mar (Prensa Latina) El banco británico de inversión Barclays advirtió de contratiempos económicos que puede enfrentar El Salvador, en especial en sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), destacan hoy expertos del sector.

El banco consideró que el gobierno salvadoreño no logrará un acuerdo a corto plazo con el FMI dadas las actuales condiciones fiscales y le recomendó vender los bonos con vencimiento para 2029.

Una aproximación al tema del Diario El Mundo destacó que en un análisis de mercado, titulado “El Salvador: débiles resultados fiscales y débiles perspectivas para el FMI”, el banco hizo una reevaluación a las probabilidades de que el gobierno de Nayib Bukele alcance un programa de asistencia financiera con el Fondo al menos “no a los niveles de precios actuales”.

Sin acuerdo con el ente financiero internacional, Barclays recomendó al gobierno vender los bonos para 2029, conformados por 601.1 millones de dólares a un cupón de 8.62 por ciento.

La situación es compleja pues en octubre de 2023, el mandatario se comprometió a consolidar un acuerdo con el FMI después de las elecciones de 2024 y aseguró que, hasta ese momento, había “negociaciones productivas”.

Barclays explica que los resultados fiscales iban “bien” a noviembre de 2023, pero en diciembre hubo un “deslizamiento” dado el calendario electoral. El banco recordó que el mercado de capitales no está abierto aún para el regreso de El Salvador, que no coloca deuda desde julio de 2020.

“Mientras el compromiso de El Salvador con un programa del FMI sigue siendo difícil de alcanzar, la transparencia fiscal empeoró y los fondos de pensiones locales continúan proporcionando un goteo constante” de financiamiento al gobierno, indicó el banco en su reporte.

Señaló que la capacidad financiera del gobierno disminuyó para conseguir recursos nuevos procedentes de otras instituciones multilaterales, mientras que las alternativas en el mercado local son limitadas.

De momento, el déficit fiscal es estable a una tasa de un 1.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2024, pero la trayectoria de la deuda pública crece con “preocupación” en hasta un 83.1 por ciento del PIB -incluyendo los compromisos de pensiones.

Además, la financiera anticipó una desaceleración económica para 2024, que comprometerá los ingresos fiscales por lo que se prevé que el Ejecutivo utilice los gastos de capital como “motor económico”.

El banco de inversiones de Reino Unido señaló que el gobierno salvadoreño se está financiado a través de los fondos de pensiones después de la reforma al sistema previsional vigente en 2023.

Este escenario anticipado por una financiera de renombre como Barclays será un duro escollo para los planes de Bukele de dinamizar la economía salvadoreña en su segundo mandato.

mem/lb

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA