miércoles 24 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Diputado gambiano reabre debate sobre mutilación genital femenina

Banjul, 26 mar (Prensa Latina) El candente debate sobre la mutilación genital femenina (MGF) está hoy de nuevo sobre la mesa en este país africano de mayoría musulmana por obra y gracia de la propuesta de un legislador para abrogar una ley que la prohíbe.

La MGF es una práctica en países de mayoría musulmana empleada también en miembros de familias cristianas en particular en zonas rurales, condenada por defensores de los derechos de la mujer y consistente en la ablación del clítoris.

Presentada como una tradición islámica, justificación negada por académicos musulmanes, la intervención quirúrgica, sin condiciones de asepsia y realizada por personas sin preparación facultativa, desemboca en ocasiones en la muerte por infección de las pacientes.

Años atrás el parlamento gambiano aprobó una ley que pena con tres años de prisión y una multa equivalente a unos 790 dólares a personas acusadas de realizar la también llamada circuncisión femenina; en casos de fallecimiento de la paciente, la pena puede elevarse a cadena perpetua.

Sin embargo, el diputado Almameh Gibba, quien dice representar a un vasto sector poblacional, presentó la víspera una moción para abrogar la llamada Ley de la Mujer de 2015 que veda la práctica.

De inmediato la propuesta del legislador provocó un estallido de protestas femeninas en esta capital y otras ciudades cuyas participantes demandan la protección de la ley en vigor.

Fuentes parlamentarias dijeron a la prensa que entre los legisladores existe una mayoría comprometida a derrotar la moción, presentada a principios del mes en curso en primera lectura.

El tema es causa de división incluso académicos musulmanes una parte de los cuales refutan la versión que la práctica es parte del credo islámico y otra que sostiene su validez.

mem/msl

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA