viernes 19 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Piden a Fiscalía de Brasil prisión preventiva para Bolsonaro

Brasilia, 26 mar (Prensa Latina) El diputado federal Lindbergh Farias, del Partido de los Trabajadores, solicitó a la Fiscalía de Brasil prisión preventiva para el expresidente Jair Bolsonaro, quien hoy intenta escapar por todos los medios posibles del sistema judicial.

El pedido de Farias entró a la Procuraduría General de la Republica después del albergue de dos días de Bolsonaro en la sede de la Embajada de Hungría en Brasilia.

«La estancia en la embajada sugiere que el expresidente estaba tratando de aprovechar su amistad con un colega líder de extrema derecha, el primer ministro Viktor Orbán, en un intento de escapar del sistema de justicia brasileño, mientras se enfrenta a investigaciones criminales en Brasil», indica el parlamentario en su representación criminal.

Alerta que la estadía del político ultraderechista en la Embajada de Hungría, «sugiere un intento claro de pavimentar el terreno para una posible fuga o protección extranjera, en la medida en que investigaciones se profundizan y se refuerzan los indicios y pruebas capaces de justificar no solo medidas cautelares (prisión), como una futura condena penal».

Farias asegura que la prisión preventiva podrá ser decretada como garantía del orden público, por conveniencia de la instrucción penal o para garantizar la aplicación del Derecho Penal cuando haya pruebas de la existencia del delito e indicios suficientes de autoría y de peligro generado por el estado de libertad del imputado.

En este escenario, el Ministerio de Relaciones Exteriores llamó al embajador húngaro en Brasil, Miklós Halmai, para aclarar la estancia de Bolsonaro en su misión diplomática.

Tal alojamiento lo reveló este lunes el periódico estadounidense The New York Times y llamó la atención que el político ultraderechista se albergó poco después de que su pasaporte fuera confiscado.

Halmai se reunió con la titular de la Secretaría de Europa y América del Norte, Maria Luisa Escorel.

En el caso de Hungría, Brasil quería información clara y detallada sobre la visita de Bolsonaro a su legación.

Por segunda vez en menos de dos meses el embajador húngaro es llamado a la Cancillería para conversaciones. La estancia en la misión diplomática ocurrió entre el 12 y 14 de febrero, y el 8 de marzo Bolsonaro resultó blanco de una operación de la Policía Federal (PF) sobre el supuesto intento de golpe de Estado, perpetrado en enero de 2023.

Durante la cruzada, agentes federales decomisaron el pasaporte del expresidente en la oficina del Partido Liberal.

La columnista Andréia Sadi, del portal G1, informó que la PF investigará las circunstancias de la visita.

El exgobernante no podría ser detenido en una embajada extranjera que lo recibe, pues estas direcciones están legalmente fuera del área de actuación de las autoridades locales.

mem/ocs

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA