martes 23 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Derivados de coca de Bolivia atraen interés de empresas extranjeras

La Paz, 1 abr (Prensa Latina) Los derivados de la hoja de coca boliviana atraen hoy el interés de corporaciones públicas de Australia, Canadá y la India, aseguró el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural (MDPyEP), Néstor Huanca.

“Tres empresas internacionales han hecho contacto con Kokabol, como Canadá, India y Australia (…). Hemos tenido contactos, ellos están interesados, por ejemplo, en cómo poder importar desde Bolivia o Bolivia pueda exportar extractos y productos transformados a base de la hoja de coca”, afirmó el titular.

Durante una entrevista concedida al canal estatal Bolivia Tv, Huanca sostuvo que tales mercados extranjeros quieren comprar a la empresa estatal Kokabol subproductos elaborados a partir de este año, principalmente, por sus propiedades nutricionales y terapéuticas “únicas”.

Añadió que la industria farmacéutica de Australia pretende comprar la producción de Kokabol para estudiarla en su país. Para ello, el MDPyEP trabaja en un acuerdo para “que se garantice el retorno de las divisas hacia el territorio nacional”.

Una de las condiciones para esas investigaciones por parte de profesionales y científicos de Australia será la participación de investigadores bolivianos en laboratorios de la misma empresa Kokabol, dijo Huanca.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores ahora está desarrollando este proceso de acuerdo, de tal manera que permita que la empresa Kokabol, en nombre del Estado boliviano, sea en todo caso el dueño de todas las investigaciones que se puedan desarrollar y los productos sean patentados y que lleven la marca boliviana”, comentó.

Respecto a la empresa canadiense, señaló que está interesada en importar todos los productos procesados por Kokabol para los rubros alimentario y farmacéutico.

El Estado indio, en tanto, quiere adquirir la producción de Kokabol con el objetivo de continuar su industrialización en ese país.

Antonio Quiroz, gerente técnico de la corporación estatal de Industrialización de la Hoja de Coca Boliviana (Kokabol), anunció el jueves último que las obras de este proyecto se encuentran al 97 por ciento, por lo cual ya se tramita la certificación necesaria del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria.

La nueva planta se construye con un financiamiento de 62,3 millones de bolivianos (casi nueve millones de dólares) como parte de la política gubernamental de industrialización con sustitución de importaciones.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, informó en enero del año en curso que el objetivo estratégico es exportar los derivados de la hoja considerada sagrada por los indígenas originarios, pero primero es necesario lograr su desclasificación de la lista ante la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas para que pueda rebasar fronteras.

mem/jpm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA