martes 23 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Políticas neoliberales afectan educación en Ecuador

Quito, 11 abr (Prensa Latina) La educación pública en Ecuador atraviesa hoy una situación compleja, con recortes presupuestarios y sin un plan de reinserción escolar, advierten estudiantes y docentes que llaman al Gobierno a declarar en emergencia el sector.

Prensa Latina conversó con el presidente nacional de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), Nery Padilla, que contó cómo hay 200 mil niños y jóvenes que no han vuelto a los centros escolares desde la pandemia y no existe una estrategia para reintegrarlos.

Asimismo, denunció que el Ejecutivo incumple con la entrega de recursos para la educación, es decir, no invierte el seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), como está previsto en la legislación.

En educación superior, por ejemplo, el gobierno adeuda 708 millones de dólares, o sea, sólo invierte 300 dólares por estudiante, señaló Padilla.

Comentó que el presupuesto general del Estado aprobado para este 2024 aumenta la deuda con las universidades a un monto de 712 millones de dólares, afirmó que 248 mil jóvenes no ingresarán a centros de altos estudios y lamentó que se eliminen cinco millones de dólares destinados a becas.

A su vez, el líder de la FEUE advirtió que el gremio sufre las consecuencias de la crisis de seguridad, algunos docentes han sido extorsionados y asesinados y también existen casos de abuso y acoso sexual las aulas.

“Desde la FEUE estamos claros de que no es sólo un tema presupuestario, esta situación se da por la política neoliberal que busca la mercantilización de la educación”, subrayó el joven.

Agregó que la actual Ley de Educación Superior es regresiva en derechos, violenta la autonomía, la democracia, no protege los presupuestos, no da garantías para sancionar a los acosadores y abusadores y tampoco garantiza el libre ingreso, que es un derecho constitucional.

Ante esa situación la FEUE se sumó a otras organizaciones, como la Unión Nacional de Educadores (UNE) y la Federación de Estudiantes Secundaristas del Ecuador (FESE), en una marcha que recorrió 150 kilómetros desde Santo Domingo de los Tsáchilas hasta Quito.

Llegamos con llagas en los pies, quemaduras, lesiones físicas, pero fuimos rompiendo el cerco mediático en reclamo y exigencia directa al gobierno, con quienes logramos sentarnos a dialogar, precisó Padilla.

Tras la reunión, efectuada el pasado lunes, el Ejecutivo prometió convocar a representantes de los Ministerios de Salud, Educación, Gobierno y la Secretaría de Educación Superior, para escuchar las propuestas de las organizaciones.

La marcha fue una acción inicial, seguiremos en las calles forjando la unidad con diversos sectores afectados con las políticas del presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, y la FEUE y FESE desarrollaremos un encuentro en junio para debatir acciones frente al Gobierno y sus decisiones, añadió.

En cuanto a la consulta popular sobre seguridad y empleo del próximo 21 de abril, la FEUE manifiesta que es un procedimiento inoficioso, “no resuelve los problemas y necesidades de los sectores populares, sociales e históricamente vulnerados”.

Según el líder estudiantil, la consulta pretende vulnerar los derechos laborales mediante la introducción de contratos de trabajo por hora, lo que él considera como una forma de explotación moderna.

Además, advirtió que busca abrir la puerta al arbitraje internacional, lo que podría poner en peligro la soberanía nacional y aumentar la dependencia del país respecto al Fondo Monetario Internacional (FMI), lo cual implicaría peores condiciones de vida para el pueblo.

ro/avr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA