miércoles 22 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Washington tras posible sabotaje a megapuerto de Perú

washington-tras-posible-sabotaje-a-megapuerto-de-peru
Lima, 13 dic (Prensa Latina) Los ataques de un exfuncionario norteamericano contra China en Perú, coincidieron esta semana con la denuncia periodística de que la mano de Washington está tras maniobras contra el megapuerto de Chancay, en el que participa Beijing.

El personaje, Carlos Díaz Rosillo, de origen cubano, repitió los argumentos de la sinofobia norteamericana, según los cuales las relaciones de Estados Unidos con China buscaban de alguna manera asimilarla al capitalismo global, pero como no lo ha logrado, el gigante asiático es un peligro para los intereses norteamericanos. Díaz fue principal asesor y representante del secretario de Defensa en todo lo relacionado con el hemisferio occidental y director de Políticas Públicas de la Casa Blanca y actualmente asesora empresas norteamericanas.

En una entrevista televisiva y ante una pregunta sobre la posible injerencia de Washington contra el megapuerto de Chancay, dijo que Estados Unidos podría y debería tener una estrategia contra el gran peligro que, sostuvo, representa la gran cantidad de obras de infraestructura construidas por China en América Latina y Asia.

Su visita coincidió con momentos de perturbación del importante proyecto del megapuerto de Chancay, que será el más grande y moderno de la costa sur suramericana y punto estratégico para el transporte de grandes barcos porta-contenedores entre la región y Asia y sobre todo China.

El proyecto está a cargo de un consorcio integrado por la empresa naviera china Cosco Shipping y la compañía Volcán, de capitales peruanos y suizos.

El consorcio firmó en 2021 un acuerdo por el cual ejecuta el proyecto con una inversión de mil 300 millones de dólares y asume en exclusividad la operación del megapuerto.

Sin embargo, el ministerio de Transportes y Comunicaciones ha entablado una demanda judicial para anular la exclusividad de la operación otorgada al consorcio, lo que genera una ola de inquietud por la posible afectación a la viabilidad del proyecto y por el incumplimiento de un compromiso asumido por el Estado.

Para el semanario Hildebrandt en sus Trece, el problema “escenifica la guerra geopolítica entre China y Estados Unidos” y el titular del citado Ministerio, Raúl Pérez-Reyes, “se ha puesto la camiseta de uno de los equipos”.

La misma publicación anota que la esposa del ministro, Isaura Delgado Brayfield, puertorriqueño-norteamericana, es la gerente central de la Cámara de Comercio Americana en Perú, que integra a 580 empresas estadounidense y que el semanario define como “brazo empresarial de Estados Unidos”.

La demanda presentada por el procurador del citado ministerio, añade, “se basa en interpretaciones abogadiles de la letra menuda” sobre la supuesta existencia de un vacío legal sobre los servicios incluidos en la exclusividad, según por la Autoridad Portuaria Nacional (APN).

El pronunciamiento de la APN tuvo como origen una consulta que le presentó el estudio de abogados Olaechea, cuya cartera de clientes incluye importantes empresas norteamericanos, como el fondo de inversiones Blackrock, el banco JP Morgan y el emporio industrial General Electric.

El megapuerto de Chancay es tan importante para Perú que el canciller Javier González Olaechea declaró esta semana que su país está pendiente de la confirmación de la visita oficial del presidente chino, Xi Jinping a Perú, la que prevé su posible presencia en la inauguración de la obra, tras lo cual asistiría a la cumbre del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (Apec), en noviembre próximo.

jcm/mrs

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link