lunes 20 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Real Madrid-Barcelona, la definición de LaLiga

Madrid, 20 abr (Prensa Latina) Aunque el morbo es eterno en el Clásico Real Madrid-Barcelona, los decibeles hoy ante el partido de este domingo bajan, porque está en juego LaLiga de Fútbol de España.

Por Fausto Triana

También, en cierto sentido, la resaca de la Champions League pasa factura, en lo emocional y en lo físico. Los merengues jugaron 120 minutos y definieron a favor en la tanda de penales contra el Manchester City para lograr el pase a semifinales.

En el otro bando, en un duelo con airadas protestas del entrenador Xavi Hernández contra el árbitro, los azulgranas cayeron eliminados por el París Saint Germain.

Aun así, llega el momento de borrón y cuenta nueva. El técnico italiano de los madridistas, Carlo Ancelotti, sabe que es intolerable para los seguidores del club ceder mansamente en un Clásico, mucho más cuando de cierto modo el cetro del torneo nacional sigue en juego.

Ancelotti defendió en rueda de prensa el estilo defensivo empleado por su equipo para batir al City e ironizó al señalar que, si para triunfar tenía que poner seis o siete centrales y hasta dos porteros, lo haría si fuese legal.

No he visto a ningún aficionado nuestro triste por la forma en que ganamos; mis jugadores son capaces de apartar el ego por el éxito colectivo (…), me gusta mucho un dicho en España ‘háblame del mar, marinero’ (canción inspirada en un poema de Rafael Alberti), comentó el preparador.

Xavi Hernández, a su turno, reconoció que el Real Madrid es un conjunto acostumbrado a triunfar y hace un trabajo muy serio con ese objetivo. No creo en la suerte, y hay que reconocer los méritos del rival, acotó.

Más allá del respeto y el intercambio de lisonjas -Ancelotti por ejemplo acerca del futuro promisorio de los jovencitos del Barça Lamine Yamal y Pau Cubarsí-, en el remodelado estadio Santiago Bernabéu se huele sangre.

Para los catalanes es la última bala de la temporada. Sin títulos ni perspectivas externas, imponerse a los merengues les daría un último aliento en la perspectiva de disputarles LaLiga.

El Real Madrid suma 78 puntos por 70 el Barcelona a seis jornadas del final, descontando la actual. Colocarse a cinco unidades del líder, abriría una ventana de esperanzas.

En lo sucesivo, a la “casa blanca” le restaría enfrentarse a la Real Sociedad, Almería, Granada, Alavés, Villarreal y Betis. Por su parte, el elenco catalán chocaría con Valencia, Girona, Real Sociedad, Almería, Rayo Vallecano y Sevilla, calendario ligeramente más difícil.

Empero, independientemente de lo que suceda a futuro, con la balanza inclinada al Real Madrid, el Clásico es siempre una historia especial y diferente.

Por ello y pese al desgaste físico, Ancelotti echará mano a sus efectivos de confianza, los brasileños Vinicius y Rodrygo, al inglés Bellingham y al incombustible uruguayo Valverde. Tampoco tocará al crecido guardameta ucraniano Lunin, y probablemente ni al veterano alemán Kroos.

Luego será cosa de ver como alinea en defensa con el germano Rudiger y probablemente el francés Tchouameni, o otros dos galos, Camavinga y Mendy en el centro del campo y el lateral izquierdo, respectivamente.

Xavi tampoco escatimará con escuadra de puntería, Ter Stegen en el arco, Araujo, Cubarsí y Koundé en defensa; Gundogan, Pedri y De Jong en el mediocampo; y Lewandowski, Raphinha y Yamal en ataque.

rgh/ft

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link