lunes 20 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

En el Salvador los homicidios solo tienen un autor, las pandillas

abril-dejo-bajo-indice-de-homicidios-en-el-salvador
San Salvador, 22 abr (Prensa Latina) En El Salvador los homicidios solo tienen un autor, las pandillas, aquellos que no son cometidos por los grupos delincuenciales no cuentan hoy en la estadística oficial del gobierno.

Ese es un señalamiento recurrente de críticos de la política oficial que sustentada en el Plan de Control Territorial y el largamente prorrogado régimen de excepción, 25 veces desde marzo de 2022, logra índices de asesinatos que sitúan al país en posición privilegiada en las Américas.

Según datos oficiales publicados en enero de 2024, en 2023 la nación alcanzó la cifra de homicidios más bajas en su historia cuando se registraron 154 homicidios, una tasa de 2,4 por cada 100 mil habitantes.

Realmente es auspicioso y destacable ese resultado, que según los estimados debe ser mejor este año si se aprecia que datos de la Policía Nacional Civil (PNC) indican que en lo que va de año suman 84 jornadas sin registro de violencia mortal, por supuesto, atribuible a las pandillas.

Hasta esta fecha del mes de abril se acumulan 14 jornadas sin muertos, resultado que sigue posicionando al país como uno de los más seguros de toda América Latina.

La PNC capturó este domingo a cuatro personas, entre ellas un menor de edad, acusados de ser los responsables de la muerte de un hombre de 55 años en la colonia Jardines de Colón, La Libertad.

Ese homicidio posiblemente no esté contemplado en la cuenta que informa el gobierno donde solo se ven, según fuentes, los que son atribuidos a pandilleros, incluso no cuentan homicidios contra estos, ni los cometidos contra personas detenidas, denunciados por organizaciones no gubernamentales.

La semana anterior, el coordinador del Observatorio Universitario de Derechos Humanos (OUDH), Jorge Rodríguez, explicó que el dato oficial de 154 homicidios en 2023 no toma en cuenta las muertes de personas en contextos de enfrentamientos armados, las de las catalogadas como pandilleros, las de privados de libertad y las osamentas localizadas por las autoridades.

Asimismo, tampoco deben sumar los homicidios de al menos cuatro recién nacidos en lo que va del mes de abril.

En momentos en que la violencia de las bandas criminales se redujo al mínimo, este tipo de crímenes debe ser contabilizado en las estadísticas oficiales, al igual que otros en los cuales no participan las pandillas.

Esa sería la muestra real de los niveles de homicidios que ocurren en el país e incluso deberían incluirse las muertes de personas detenidas en instalaciones gubernamentales, según denuncias de organizaciones de la sociedad civil y familiares.

jf/lb

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link