domingo 19 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Desde Bolivia denuncian guerra de baja intensidad contra Cuba

La Paz, 23 abr (Prensa Latina) La embajada de Estados Unidos en La Habana dedica miles de dólares a un proyecto de propaganda subversiva, denuncia hoy el semanario boliviano La Época en el artículo Guerra de Baja Intensidad a Cuba.

Rubricado por Gabriel Campero, el texto afirma que esa sede diplomática presentó el Fondo Acelérate, para medios y creadores de contenido a los que Washington denomina “independientes”, pero que dependen de su financiamiento.

La publicación de análisis político sostiene que este proyecto tendrá un financiamiento de 68 mil 800 dólares procedentes del presupuesto del mismo Gobierno que mantiene desde hace más de 60 años un bloqueo económico, comercial y financiero contra la ínsula caribeña.

Esta política fue recrudecida con más de 243 represalias unilaterales impuestas durante el mandato del presidente Donald Trump y, posteriormente, mantenidas por el actual mandatario, Joseph Biden.

Según Campero, el Fondo Acelérate “está orientado a proyectos enfocados a la producción de contenido con problemas desafiantes en Cuba”, en referencia precisamente a las dificultades generadas en la vida cotidiana de la población por los efectos del bloqueo.

Describe que también incluye la creación de “contenido relevante y accesible para personas con discapacidad, aumentando su participación” en lo que Washington denomina “proceso democrático”, desde su óptica de desmontar el socialismo en la isla y restablecer el capitalismo.

Igualmente, la embajada en la Habana exige a los financiados “el desarrollo de aplicaciones móviles u otras tecnologías para la promoción de los valores democráticos”, siempre con la visión neoliberal y procapitalista que Washington atribuye al término.

El Fondo incita desde su presentación, igualmente, a “conectar y fortalecer redes de creadores de contenido independientes en Cuba, y financiar estudios de investigación que evalúen la situación de los medios independientes en la isla”.

“Quienes conocemos de comunicación política y marketing político -advierte Campero-, sabemos que en un país que lleva más de 60 años con un bloqueo la situación (…) se ha complicado”, tras la pandemia de Covid-19.

Indica el autor que en este contexto se otorga financiamiento a este tipo de “proyectos”, y alerta que estos agentes tendrán la dinámica de buscar formas de denunciar la situación compleja provocada, precisamente por el bloqueo, lo cual es un contrasentido.

Añade que lo previsto en estas acciones hostiles por parte de Washington solo evidencian nuevamente la doble moral con que actúa la Casa Blanca contra Cuba.

Las prioridades “no son colaborar con recursos para medicamentos, combustibles, piezas de reemplazo de industrias para evitar los apagones, sino generar convulsión social interna y desestabilización (…) con técnicas nuevas”, concluye el autor.

ro/jpm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link