lunes 27 de mayo de 2024
Search
Close this search box.

Cerca de tres millones de guatemaltecos viven en casas vulnerables

Ciudad de Guatemala, 14 may (Prensa Latina) Cerca de tres millones de personas viven en Guatemala en casas vulnerables a los sismos, hechas de ladrillos de tierra y paja, conocidos como adobe, expuso hoy un análisis de un medio local.

Se trata de 604 mil 600 viviendas construidas con ese material (15,3 por ciento del total), principalmente en el noroccidente, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los hogares (Enigh) 2022-2023, citada por el diario Prensa Libre.

A dos días de un terremoto de 6,7 en la escala de Richter que impactó buena parte de este territorio centroamericano con daños en un hospital, una carretera y algunos hogares, el texto advirtió sobre porcentajes altos de adobe en Totonicapán y Jalapa.

Le siguen los departamentos de Quiché; Baja Verapaz; Huehuetenango; Chiquimula; Jutiapa y San Marcos, mientras entre 10 y 20 por ciento aparecen Sololá y Quetzaltenango, con esta capital en 2,2.

La medición de la Enigh evidenció tres materiales predominantes: el 64,3 por ciento de bloque; el 13,3 de adobe; y el 11,7 de madera, en tanto el área rural comprende el 19,6 del segundo y la urbana el 8,4 por ciento.

El expresidente de la Asociación Guatemalteca de Ingeniería Estructural y Sísmica Alberto José Pérez explicó que las construcciones no son solo vulnerables por el material frágil, sino por el sistema estructural con ciertas deficiencias.

Ejemplificó que en el terremoto de 1976, las casas de paredes delgadas se cayeron casi todas, pero las del centro histórico de la urbe se sostuvieron.

Afirmó que una construcción puede ser de bloque, ladrillo o concreto pero si no tiene una buena estructura o un diseño adecuado, igualmente es vulnerable.

Refirió abusos, pues una casa podría estar apta para dos o tres niveles, pero se le van agregando más, sin tomar en cuenta la capacidad, subrayó el experto.

En un Seminario que conmemoró aquí el aniversario del sismo del 4 de febrero de 1976, los participantes señalaron que las casas o apartamentos en los que vive al menos el 70 por ciento de las familias guatemaltecas están sin las normas mínimas.

La política, sobre la base de la amplia experiencia, indica que los constructores en la tierra del quetzal deben utilizar materiales como bloque, cemento y hierro, entre otros.

Datos del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología dan cuenta que desde el inicio de este 2024, suman más de mil eventos sísmicos (281 el pasado marzo y 267 en abril), una cifra superior a los 20 cada vez sensibles.

El Cinturón del Fuego del Pacífico, la zona con mayor actividad sísmica y volcánica del mundo, comprende al oeste a Argentina, Bolivia, Canadá, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, El Salvador y Guatemala, entre otros países.

jha/znc

MINUTO A MINUTO
relacionadas
tayuyos-de-mayo
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link