lunes 17 de junio de 2024
Search
Close this search box.

La casa del sol (+Fotos)

Montevideo, 19 may (Prensa Latina) Cada tarde, minutos antes de hundirse en el horizonte el astro rey, desde las terrazas de Casapueblo, en Punta Ballena, Uruguay, tiene lugar una ceremonia de despedida al sol.

La voz grabada del artista Carlos Páez Vilaró, el creador de este emblemático recinto, se deja escuchar ante la vastedad de las aguas azules del océano Atlántico y los reflejos naranjas del atardecer.

Casapueblo fue inicialmente casa de verano y taller de Páez Vilaró, pintor, ceramista, escultor, muralista, escritor, compositor y constructor uruguayo (1923-1914).

Su construcción se inició en 1958 alrededor de una casucha de madera levantada con tablones recogidos en la playa; su primer atelier.

La actual edificación costera, a 13 kilómetros del balneario de Punta del Este, demoró 36 años hasta alcanzar los 13 pisos con terrazas y un diseño parecido al de las casas de la costa mediterránea de Santorini, la isla griega del mar Egeo.

El complejo fue construido de manera artesanal y sin planos previos, en forma de laberinto.

Carece de líneas rectas en su interior. Creció y modificó por años como una residencia de formas impredecibles, tal cual la describe su creador. Cemento encalado y estuco predominan en la hechura, y en sus fachadas destaca el blanco, que resplandece ante el azul del océano.

“La construí como si se tratara de una escultura habitable, sin planos, sobre todo a instancias de mi entusiasmo. Cuando la Municipalidad me pidió hace poco los planos, que no tenía, un amigo arquitecto tuvo que pasarse un mes estudiando la forma de descifrarla”, refirió Páez Vilaró, quien la vivió hasta su muerte.

Hoy, en su cúpula principal está el museo y taller donde se puede apreciar parte de la obra de este artista, referente de la cultura de su país. Allí hay cuatro salas de exposiciones: Nicolás Guillén, Pablo Picasso, Rafael Squirru y José Gómez Sicre. Además, la Terraza de la Sirena, el Mirador del Hipocampo y la taberna del Rayo Verde.

El recinto comprende el hotel Casapueblo, de 20 habitaciones y suites (cada una con nombre propio), y 50 apartamentos, codiciados por los turistas sobre todo en la temporada alta, de diciembre a febrero.

Desde sus terrazas, cada atardecer, se disfruta de la ceremonia al sol con la voz de Carlos Páez Vilaró que declama: “Adiós, sol, mañana te espero otra vez”.

(Tomado de Orbe)

Último p, suites

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link