lunes 17 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Montañista tico queda sin escalar el Everest por lesión cerebral

montanista-tico-queda-sin-escalar-el-everest-por-lesion-cerebral
San José, 19 may (Prensa Latina) El alpinista costarricense Daniel Vargas tuvo que posponer, por una lesión cerebral, su sueño de ser el más joven de su país en escalar el punto más alto del mundo, el monte Everest, anunció hoy el propio atleta.

Complicaciones de salud que afectaron al montañista en los últimos días, mientras esperaba la autorización para subir en el campamento-base de la cordillera asiática del Himalaya, entre Nepal y China, resultaron en un diagnóstico de edema cerebral, comunicó el atleta en su cuenta de Instagram.

Vargas, de 36 años y entrenamiento “de toda mi vida para eso”, admitió su frustración por la repentina enfermedad que impidió la escalada, la cual realizaría en busca del citado récord, junto a su compatriota Ligia Madrigal, aspirante a ser la primera mujer del país en subir al Everest.

«Al llegar al campamento uno –relata Vargas entre lágrimas- me sentí extremadamente mal. Durante los últimos tres días, luché contra una infección viral que me llevó a dejar de publicar en redes sociales y a retrasar mi partida al 18 en lugar del 17».

Vargas, quien aspira a reintentar la escalada, está ahora fuera de peligro, pero la afectación por el edema cerebral, una acumulación de líquido en los espacios blandos del cerebro, obligó a trasladarlo en dos helicópteros distintos y luego pasarlo a una ambulancia hasta llegar al hospital de Katmandú, la capital de Nepal.

Por su Parte, Warner Rojas, el único tico en escalar el Everest (25 de mayo de 2012), transmitió su solidaridad con Vargas y narró que vivió en carne propia el dolor de tomar una decisión tan difícil como la de su coterráneo.

El también montañista recuerda que el año pasado buscó repetir el ascenso al Everest, pero también por una situación de salud, tuvo que regresar cuando ya estaba entre el campamento tres y el cuatro, a unos siete mil 500 metros de altura, aunque la dificultad en su caso fue por tomar un medicamento para evitar congelaciones que lo puso mal “a medio camino”.

“Fue una sabia decisión –expresó Rojas al diario local La Teja- pues si las cosas no salen bien es mejor regresarse, porque entre más alto es más complicado, entonces es correcto que Daniel tomara esa decisión al sentirse mal”.

El monte Everest, en la frontera chino-nepalesa, la más elevada del mundo, es también la mayor montaña del planeta, con una altitud de ocho mil 848,86 metros sobre el nivel del mar.

jha/apb

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link