lunes 17 de junio de 2024
Search
Close this search box.

Vistazo de Angola

Luanda, 19 may (Prensa Latina) Visitar el Museo Nacional de Antropología en la ciudad de Luanda es una gran atracción para quienes llegan a Angola por primera vez.

Sus salas despiertan una sed de conocimientos antes desconocida, sobre todo si el visitante proviene de tierras donde la diversidad cultural no es tan amplia como aquí.

Con espacios dedicados a la pesca, la caza, la agricultura, la vida doméstica, la música, ceremonias culturales y mágico-religiosas, así como a las estructuras de poder, el centro invita a indagar más sobre prácticas que todavía se mantienen en varias regiones del país africano.

Angola cuenta con poblaciones caracterizadas por sus historias, culturas y lenguas heterogéneas, dentro de las cuales existen nueve áreas socioculturales bantúes, que incluyen el kikongo, kimbundu, umbundu, cokwe, ngangela, nyaneka khumbi, helelo, ovambo y axindonga; y poseen más de un centenar de variantes lingüísticas.

A ellas se suman dos no bantúes, ikung, llamada errónea y peyorativamente kamusekele, mukaknkhala o bosquimano, y vatwa.

El museo es un vistazo a esas áreas socioculturales, cada una de las cuales tiene su propia etnogénesis, es decir, migración, formación, composición, relaciones interétnicas, cultura y lengua, que perviven hasta la actualidad y revelan sus valores, como ocurrió con la tradición Sona, de la cultura cokwe, recientemente nombrada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Entrar en esta institución es abrir una puerta hacia un mundo repleto de historias y conocimientos ancestrales, donde impresionan las artesanías, el aprovechamiento de la madera, las fibras y otros elementos naturales

(Tomado de Orbe)

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA
Copy link